Información clave
Alemania: Vida estudiantil

Testimonio de estudiante sobre la experiencia de vivir y estudiar en Alemania

testimonio
524

Cristina es una venezolana que tiene un año viviendo y estudiando en Bad Honnef, Alemania. Si piensas en escoger este destino, su experiencia puede darte luces en lo que sería tu vida allá. Por eso, revisa sus mejores universidades y te presentamos su testimonio a continuación.

 

“Mi experiencia personal ha sido mejor de lo que esperaba. Nunca había venido, ni había tenido interés por venir a Alemania. El lenguaje me parecía agresivo y me había apegado a todos los prejuicios. Viví antes en España, y realmente en Alemania me sentí mejor recibida.

 

Antes de venir, es indispensable hacer tu propia investigación, conocer tus límites y considerar nuevas opciones. Alemania es un país muy fuerte económicamente, que abre las puertas hacia la inmigración controlada. Si no eres ciudadano europeo, hay distintos tipos de visa a las cuales puedes aplicar. Una de las mejores oportunidades que ofrece es la visa para buscar trabajo, pero debes obtenerla antes de llegar al país.

 

En mi país de origen solicité la visa de estudiante para programa de máster. Entre los pasos más complicados se encuentra la cuenta bloqueada que solicita el gobierno alemán a todos los estudiantes de fuera de la Comunidad. La cuenta debes abrirla antes de aplicar a la visa, en algunos países sin controles cambiarios es posibles optar por otros métodos, pero debes revisar los requerimientos de solicitud en tu país.

 

Realizar la documentación con tiempo, en mi caso fue clave. La embajada en mi país es completamente competente y tenían respuestas para todas mis preguntas. En general, los órganos institucionales en Alemania buscan ayudarte en el proceso.

 

Al llegar a Alemania, debes registrarte en la alcaldía de tu comunidad. Los documentos cambian dependiendo del estado. Traer la foto biométrica no está de más. Realizarla acá cuesta alrededor de 6 euros. El registro en la alcaldía es requerido también por el banco Deutsche Bank y Extranjería.

 

Para estudiantes en universidades alemanas obtienes permiso de trabajo de 20 horas semanales, media jornada. Como estudiante hay un mercado de trabajo bastante amplio. Sin experiencia alguna, puedes aplicar a servicios de delivery como Lieferando. Con experiencia, las opciones son más amplias. El sistema de educación alemán es totalmente diferente al americano en general, y algunos trabajos piden Ausbildung, que es un entrenamiento certificado básicamente, para ese tipo de trabajos es más complejo aplicar.

 

La idea de este entrenamiento es la capacitación del personal en todas las áreas. Para estudiantes puedes aplicar también a Mini Jobs. Una vez graduado, muchas agencias de trabajo te ayudan a ubicar un puesto que se adapte a ti. Las agencias privadas son pagas y las de gobierno, gratis.

 

Para la vida en Alemania, mi mayor recomendación es: aprender alemán. Llegué con un nivel muy básico y me arrepiento un poco. El idioma te permite comunicarte e integrarte. Mi nivel de alemán hoy en día es B1, y para integrarme a la comunidad me uní a un grupo de Teatro. Aunque muchos jóvenes hablan inglés, el nivel varía dependiendo del nivel de educación y aun así, inglés no es su idioma materno, por lo cual aprecian mucho tu intento por aprender alemán. De Alemania, yo eliminaría las generalizaciones: hay desde personas muy sociables, buenos amigos y tolerantes, hasta personas impacientes, como en todo el mundo.

 

 

En España me tomó al menos un mes hacer mi primera amiga española, estudiando en una universidad española. En Alemania, al segundo día ya me sentía cómoda con alguien, y esta persona se acercó a mí. Ser latino, es tomado de muy buena manera, te hace sentir especial. Vivo en una ciudad muy pequeña y los latinos no abundan. Entre los alemanes siempre encontrarás a alguien que con una sonrisa te dice: ‘El Pollo Loco’ o ‘Una cerveza, por favor’.

 

Mi mayor shock cultural fue con el nivel de contacto físico con la gente. El abrazar y besar a las personas es un tema que había subestimado, porque yo, no soy la persona más cariñosa. Entre otros, entender que ser directo no es un regaño, y que el lenguaje no es agresivo.

 

También, a nivel social, existen los amigos y los conocidos. Andando por la universidad me he dado cuenta que los conocidos siguen su camino, a veces sin saludar, esto es importante no tomárselo personal. Luego de un año, he podido observar que, en términos muy generales, la sociedad es orientada hacia las metas. Poco verás gente conduciendo bicicleta y deteniéndose a tomar fotos.

 

Entre algunos clichés que han resultado realidad: la eficiencia, uno de los orgullos de los alemanes. Ser puntual, no todos, pero la gran mayoría. Planifica y respeta el tiempo de los demás. Básico. Y tomar las cosas literales por parte de ellos puede resultar gracioso o irrespetuoso. Mis sarcasmos casi nunca funcionan.  Y, por último, la comida sí se reduce a papas, salchichas y cochino.

 

Hay muchos aspectos que considerar. El inicio de mi estadía fue lo más difícil, pero una vez manejado el idioma es fácil integrarse. En términos generales es un buen país, buena gente y mucho tiempo de vacaciones, atados por supuesto a la productividad enorme del país. Sí extraño a mi familia, mi comida, mi idioma, pero salir de mi zona de confort me ha enseñado otras cosas, acá me he convertido en una persona más tranquila y más eficiente en mis actividades personales.

 

Por último, mi novio es alemán, lo conocí acá. Mis relaciones anteriores fueron con venezolanos. Y la gran diferencia es el nivel de compromiso, paciencia y lealtad. Desde mi experiencia y el de otras tres amigas con novios y esposos alemanes, está el hecho de que, con ellos, el drama no existe. Escuchan y los problemas se disuelven rápidamente”.

 

Conoce los requisitos para estudiar una licenciatura en Alemania.

 

 

 

Buscar un curso

Alemania
Por nivel de estudios*
SOBRE EL AUTOR

testimonio

Licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo (UCAB, Venezuela). Tesista de la Maestría en Comunicación Organizacional (UCAB. Venezuela). Interesada en viajes, gastronomía y producción editorial.