Información clave
Estudios en el extranjero: Vida estudiantil

Tips para tomar notas en clase de manera más efectiva

Tomar notas en la universidad
3177

Una de las herramientas más valoradas por los estudiantes es saber cómo tomar apuntes en clase.  Aun así, nunca nos enseñaron a hacerlo.

 

Generalmente, tomar apuntes es algo que aprendemos nosotros mismos (o nos vemos obligados a aprender en el momento). Esto se debe a que la mayoría de la gente piensa que no hay nada que aprender. Simplemente, a partir de lo que escuchan, escriben lo más que pueden, y después leen y revisan estas notas.

 

Ciertamente, esta es una técnica que algunas personas utilizan de manera efectiva. Tomar notas tiene el propósito de revisar. Por lo tanto, lo más efectivo para ti es lo que sea más fácil de leer y recordar. Aun así, la mayoría de nosotros cree que tener una estructura para estas notas las hace más fácil de leer o revisar posteriormente, y como consecuencia, más fácil de recordar.

 

Estructura

Existen dos maneras generales de estructurar tus notas: puedes escribirlas a medida que la clase vaya desarrollándose, y revisarlas luego para organizarlas en una forma más fácil de leer. Por otro lado, también puedes estructurar tu página en ciertas secciones y colocar las notas en la sección que corresponde a medida que se va dictando la clase.

 

Es obvio que la primera forma requiere más trabajo, pero también te permite revisar tus notas una vez terminas la lección, lo cual aumenta tus chances de recordar el tema a largo plazo.

Con la segunda forma, puedes hacer tus notas más fáciles de leer y entender, lo que quizás haga que las revises. Aunque también puede que estés menos tentado a hacerlo ya que están ordenadas desde un comienzo.

 

Descubrirás cuál de estas formas es la mejor para ti, pero te aconsejamos empezar al menos con el siguiente método. Con él puedes empezar con una estructura formal y adaptar lo que es mejor para ti.  

 

Método

Existen varios métodos confiables para tomar nota, algunos de los más famosos relacionados a las universidades más conocidas en el mundo. Existe el método Cornell, el método Harvard, el método Yale, entre otros.

 

Si bien existen sutiles diferencias entre ellos, el concepto común es que ¾ de la parte derecha de la página está dedicada a la típica toma de notas y el otro ¼ en la parte izquierda tiene palabras claves relacionadas con las notas: preguntas, temas, frases memorables, etc. Esto con el fin de que sea más fácil revisarlas. Existen unas cuantas líneas al final de la página dedicadas a un pequeño resumen para que revisar las notas sea aún más fácil.

 

Estos estilos tienen una combinación de estructura y espontaneidad que permiten tomar notas de manera eficiente.

 

Preparación

Asegúrate que cuentas con las mejores herramientas.

 

Los métodos que te presentamos están asociados a la forma tradicional de tomar apuntes, con lápiz y papel. Sin embargo, en la era moderna las opciones pueden ser más tecnológicas y avanzadas.

 

Algunas personas utilizan ordenadores portátiles, tabletas, e incluso teléfonos móviles. El consejo más popular en cuanto a tomar notas también aplica para estos dispositivos: hacer una estructura apropiada y revisarlas luego de la clase. Las tabletas y los teléfonos pueden usarse hoy en día como las libretas, especialmente cuando se combinan con un lápiz óptico y la aplicación apropiada, Evernote, Microsoft OneNote, Google Keep o Apple Notes.

 

Adicionalmente, existen dispositivos que pueden traducir tus notas escritas a texto en el computador, como por ejemplo reMarkable, un híbrido entre una tableta y un lector electrónico, donde escribes tus notas en el dispositivo, el cual lo almacena para más tarde. También debes buscar opciones como los smartpens (bolígrafos inteligentes), que transcriben tus notas y las envían a tu teléfono, ¡lo cual es estupendo!

 

Si tomas la ruta más tradicional, asegúrate de llevar ya sea una carpeta o una libreta. Un bloc en el que puedas remover hojas y luego agregarlas a una carpeta es ideal, ya que puedes almacenar todas tus notas en un solo lugar.

 

Asegúrate de traer muchos bolígrafos, incluyendo resaltadores, para que puedas destacar las partes más significativas, y recuerda que debes hacer la parte más importante de la preparación: leer el material asignado para la clase. ¡Esto va a facilitar tu vida!

 

Escucha

Créelo o no, tomar notas puede ser divertido. Existe cierto encanto en preparar y organizar estas cosas. Pero de nada sirve si no escuchas y entiendes qué es lo que sucede durante la clase

 

Algunas veces es fácil dejar que las palabras vengan a ti sin comprenderlas, lo que puede terminar en una toma de notas deficiente.

 

Tu enfoque debe estar en lo que se dice, no en lo que escribes. Muchas veces los estudiantes toman notas sin pensar, cuando lo que deberían hacer es concentrarse, porque “sienten que requiere trabajo”. Recuerda que las notas existen para ayudarte a recordar y lo mejor que puedes hacer en esta situación es enfocarte en escuchar y escribir lo que puedas.

 

Así que, en resumen, haz todo el trabajo de antemano, mantén una actitud mental positiva, presta atención y adáptate a lo que la clase trae para ti. Tus notas serán diez veces mejor haciendo estas cosas. Y si todo falla, trata de hacer algunos amigos a quienes puedas pedirles sus notas y sacarles copia…

 

Buscar un curso

Selecciona un país
Por nivel de estudios*
SOBRE EL AUTOR

Tomar notas en la universidad

Editor - colaborador

Debes leer:

5 consejos para aprovechar al máximo tus años de estudio en el extranjero

Para muchos, los años de estudio son agridulces mientras se viven pero luego de unos años, la universidad comienza a recordarse como una época entretenida, interesante e importante para aquello que llamamos madurez. Ser alumno en el extranjero le añade más variables a la ecuación : nuevo lugar, nuevos amigos de diferentes nacionalidades pero a la vez, lidiar con los papeleos, visas, aplicaciones y planificación.

2109

5 películas para inspirarte a seguir estudios en el exterior…

El Hobbit 2 fue estrenada hace poco tiempo en el mundo entero, y aunque su historia se desarrolla en territorios ficticios, lo cierto es que vastos paisajes neozelandeses sirvieron de marco para recrearlos. De igual modo sucede con miles de producciones cinematográficas, que permiten que millones de personas se trasladen a lugares a los que jamás soñaban visitar… y son muchos los que luego buscan desarrollar su vida estudiantil y

1431