Información clave
Estudios en el extranjero: Vida estudiantil

¿Cómo adaptar tus hábitos alimenticios a una nueva cultura?

Alimentacion cuando estas estudiando
83

Las comidas alrededor del mundo pueden ser imponentes, problemáticas, pero, aun así, exquisitas.

 

Cada cultura tiene sus propias rarezas y curiosidades lo cual las hace únicas: la arquitectura, música, vestimenta, pero, sobre todo, la comida. No hay nada de qué preocuparse cuando admiras un nuevo tipo de edificio, o pruebas un estilo de vestimenta diferente. Lo difícil es que con la comida puede que sí tengas algo de qué preocuparte.

 

Toma en cuenta los siguientes consejos si no quieres gastar la mitad del tiempo de tu experiencia de estudio en el extranjero corriendo hacia el baño.

 

Primero que todo, debemos mencionar que la comida en el extranjero no es inherentemente “mala” o poco saludable. Algunas veces al cuerpo le toma tiempo acostumbrarse a ella. Después de todo, los locales comen esta comida todo el tiempo. ¡Ellos no la comerían si les provocara dolores de estómago el 50% del tiempo!

 

Una razón potencial es que muchas veces las comidas tienen diferentes tipos de fertilizantes, los cuales a menudo contienen bacterias que pueden provocar dolores.

 

Puede ser también que el estilo de la comida sea el causante del problema. Cosas como carnes y pescados crudos, quesos, ensaladas, yogurt, leche y otros alimentos que han sido dejados fuera por un largo periodo pueden causar molestias. Algunas veces los productos lácteos no son pasterizados, así que revisa antes de consumirlos. Y por supuesto, a mayor tiempo que la carne pasa sin ser refrigerada, mayor el riesgo de consumirla. 

 

Una regla común para los golosos es: “¡Cocínalo, lávalo, pélalo u olvídalo!”

 

Así que cosas seguras para comer pueden incluir comidas cocinadas, alimentos empacados, nueces y frutas cerradas (como las bananas y las naranjas). Sé cuidadoso con cosas como los huevos a medio cocer o sándwiches con vegetales crudos.

 

Si comes fuera de casa, busca y prueba un restaurante que sea concurrido. Es más probable que sirvan comida más fresca, y además, los restaurantes más ocupados usualmente sirven mejor comida. Ordena platos a término medio o bien cocidos y cómelos solo si están calientes.

 

Sin embargo, la mayor causa de preocupación para las personas es el agua.

 

La calidad del agua de la llave (en términos de bacterias, virus y químicos presentes) debe ser comprobada antes, y evitarse en caso de que esté contaminada. Sin embargo, la mayoría de las veces los microorganismos que causan enfermedades en el agua solo son ajenos a tu sistema inmunológico. Ellos no causan daño a los locales porque ya se han acostumbrado al agua.

 

Esto no quiere decir que deberías salir y beber la mayor cantidad de agua que puedas, enfermarte por un tiempo y luego creer que puedes consumir cualquier agua en cualquier parte.

 

Lo mejor que puedes hacer (especialmente si planeas quedarte por un largo tiempo), es permitirte ingerir cantidades incrementales. Empieza con poco, por ejemplo, lavándote los dientes con agua local. Luego puedes probar consumiendo una fruta que hayas lavado con agua del lugar. La velocidad con la que hagas esto depende de la calidad del agua. Un estudio llevado a cabo en Nepal sugiere que a una persona le tomaría 7 años acostumbrarse al agua, mientras que para estudiantes que viajan a México, solo tomó 8 semanas. Así que usa tu buen juicio y adáptate dependiendo de cuánto tiempo va a tomar tu curso.

 

Si estás particularmente preocupado acerca de los riesgos de salud de tu lugar de destino, debes también revisar las páginas de la Organización Mundial de la Salud y de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades

 

Mientras tanto, asegúrate de mantener cerca tu agua embotellada. También debería estar bien si consumes té, café, bebidas refrigerantes, jugos, cerveza, vino y otros tipos de alcohol. Sé cuidadoso con el hielo: probablemente están hechos de agua de la llave.

 

Si te llegaras a enfermar, haz cosas que ayuden a fortalecer tu sistema inmunológico: duerme bastante, ingiere comidas regularmente, reduce tu nivel de estrés, ejercítate y asegúrate de lavar tus manos frecuentemente. De todos modos, deberías estar haciendo todas estas cosas todo el tiempo.

 

Si sigues estas reglas, entonces podrás mantenerte alejado de problemas. Pero hay una cosa más que decir acerca de la comida disponible en otros países.

 

Siempre debes cuidar tu salud, pero eso no significa que debas comer solo cosas a las que estás acostumbrado. Parte de la diversión de visitar un nuevo país es tomar riesgos y abrirte a nuevas experiencias.

 

Sí, algunas de estas pueden no ser las mejores, pero el resto podrían convertirse en las mejores cosas que alguna vez hayas probado. Y aún si es un poco desagradable, ¡por lo menos tendrás una historia para contarle a tus amigos!

Buscar un curso

Selecciona un país
Por nivel de estudios*
SOBRE EL AUTOR

Alimentacion cuando estas estudiando

Editor - colaborador