Nuestras cookies

Usamos cookies para ofrecerte una mejor experiencia con contenido personalizado, anuncios relevantes y mejora de funcionalidades. Al permitir todas, estás aceptando el uso y la políticas de cookies. Recuerda que puedes administrar tus preferencias cuando lo desees.
Escoger dónde estudiar
Estudios en el extranjero: Financiamiento estudiantil

Tips para ahorrar dinero estudiando en el extranjero

share image

Hoy en día, las empresas demandan cada vez más perfiles profesionales internacionales, equipos de trabajo conformados por personas de diversas culturas que puedan aportar nuevas ideas y ejecutar acciones desde una óptica universal.

 

Ante ello, son cada día más los jóvenes, de regiones como Latinoamérica, que toman la decisión de estudiar en el extranjero con el objetivo de desarrollar una carrera profesional con éxito; pero si bien estamos en la era de la globalización y contamos con un gran avance tecnológico que facilita nuestro viaje, emprender esta aventura de estudiar y vivir en otro país puede ser sumamente costoso y notar la gravedad de ello en plena mitad de nuestro camino.

 

De modo que en beneficio de que puedas vivir una grata experiencia, nos atrevemos a sugerirte ciertos tips con base en datos interesantes acerca de cómo ahorrar dinero mientras estudias en el extranjero:

 

 

Debes leer:

article Img

¿Es posible estudiar en el exterior con una beca completa?

¿Te entusiasma la idea de estudiar en el extranjero, pero no sabes cómo pagarlo? Buenas noticias: ¡no eres el único! Una de las primeras preocupaciones que invade la mente de los jóvenes que desean ir a la universidad en el exterior, es la cantidad de  dinero  que representará el pago de matrículas, ya que ser estudiante internacional puede resultar costoso; sin embargo, y afortunadamente, hay formas de mitigar esos elevados precios. Aunque la recaudación

81.9K
article Img

¿Cómo conseguir rápidamente una beca por Internet?

Estudiar en el exterior es, sin duda alguna, una experiencia muy enriquecedora desde todo punto de vista. Pero no es gratis, ni tampoco es económico, pues requiere, además del costo de la matrícula, de costear los gastos de vivienda, alimentación,  servicios básicos y materiales académicos (libros, cuadernos, etc.). De modo que, cada vez más, los estudiantes necesitan una beca de cualquier organización, sea pública o privada, que les ayude a costear los

15.7K