Información clave
Estudios en el extranjero: Noticias recientes

La educación y botánica como aliados para luchar contra la pobreza rural

nutre un niño
187

La organización civil Nutre a un Niño, A.C., del Estado de México (Edomex) enfocada a temas de educación, cultura, alimentación y salud, dio a conocer que entre sus diversas labores de atender a población vulnerable en zonas rurales de dicha entidad, ha impulsado un proyecto de dotación de canastas de vegetales orgánicos para el mercado Millenialls (población menor de 30 años de edad) que gusta de tener una alimentación alternativa; con base a productos cultivados en huertos rurales familiares.

 

Maria Calderoni, directiva de esta organización explicó que el proyecto surgió de su trabajo de educación y capacitación en campo con familias que padecen de vulnerabilidad y pobreza, pero que tienen posibilidades de contar con huertos para su autoconsumo. Este sistema se denomina “Nutre Canastas”, el cual busca comercializar productos orgánicos que beneficia a dos sectores de la población de México, la primera son familias de comunidades rurales a través de la producción propia de alimentos para subsanar su alimentación y el segundo sector son familias de la ciudad que buscan mantener un estilo de vida saludable a través del consumo de productos orgánicos.

 

A través del modelo de negocio social Nutre a un Niño tiene la oportunidad de atacar un problema social como lo es la inseguridad alimentaria en el Edomex, cabe mencionar que el país no alcanza el 72% en producción de sus propios alimentos que soslaya la ONU.

 

 

Calderoni dijo que, esta organización desarrolla los huertos orgánicos en el Edomex, y sus excedentes se comercializan en regiones que gustan mucho de lo orgánico en zonas de la Ciudad de México, como es la Col. Condesa, Roma, zona Centro, con visión a crecer en fechas futuras a regiones desde el Pedregal, Reforma, Santa Fe, etc.

 

Se ha validado que su nicho de gran impacto es el mercado de familias pequeñas y parejas Millenials que gustan de una vida y comida orgánica; que hoy se identifican de querer tener una alimentación más sana, de ahí que sean consumidores constantes de estas canastas de 3.5 kilogramos que se les lleva cada mes.

 

Por su parte, Regina Montoya, encargada de metodología de Nutre a un Niño, indicó que desde 2012 se trabaja en este tipo de sistema para para reactivar la economía de 50 familias de comunidades rurales de los municipios de Acambay, Aculco y Jimilpán, en zonas en donde el desarrollo social está muy dañado, pero al momento son 15 familias las que tienen la posibilidad de distribuir sus productos orgánicos.

 

Detalló que las comunidades rurales cada vez abandonan más sus producciones en campo, por migrar a las urbes mexicanas como al extranjero; siendo un gran reto el hacer que la gente de ciudad les pida regresar y pedirles cosechen. Pero se les hace saber que esas zonas tienen gran valor para su alimentación propia como para ser comercializada y vivir adecuadamente. Los productos que estos campesinos comercializan son espinaca, betabel, cebolla, cilantro, acelga, lechuga y zanahoria, que se expende por medio de una camioneta que hace la entregas una vez al mes a sus clientes.

 

Impulsa Transfo la capacitación de ONGs Sociales

En semanas pasadas la aceleradora Transfo realizó su segundo Social Pitch enfocado a la capacitación y apoyo a organizaciones civiles con fines sociales y ambientales, en dicho encuentro 8 organizaciones de la sociedad civil (OSC) presentaron a empresarios mexicanos su modelo de negocio social con el fin de obtener retroalimentación y generar alianzas.

 

 

Se calcula que en México, existen más de 32 mil organizaciones de la sociedad civil, todas compitiendo por donativos, campañas de procuración de fondos, alianzas con productos con causa, entre otros, lo que las hace poco efectivas ante el deterioro de este modelo de fondeo. Bajo su programa de aceleración de negocios de Transfo, busca fomentar que estas empresas sean económicamente sustentables por si mismas sin ser sólo dependientes de los fondos.

 

Este Social Pitch pretende impulsar que las empresas sociales desarrollen productos y servicios que resuelvan problemas de una comunidad, al mismo tiempo que las organizaciones reinvierten parte de sus ganancias en los objetivos sociales o ambientales propuestos.

 

Un mundo que debe luchar más para acabar con el hambre 

El mundo enfrenta creciente demanda alimentaria y para el año 2050 requerirá el aumento del 70% de la producción actual de alimentos, considerando que la población llegue a los 9 mil millones de seres humanos, según datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

 

La falta de alimentos viene acompañada de problemáticas difíciles de combatir como la insuficiencia de agua, el cambio climático y las plagas. Aunado a estos factores también está la modificación de los hábitos alimentarios de la población y el impacto brutal que se tiene en el medio ambiente a raíz de la sobreexplotación del campo.

 

Alimentar diariamente a siete mil 500 millones de personas en el planeta exige impulsar una agricultura más segura y eficiente, ha afirmado el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Enrique Graue Wiechers.

 

Informó que uno de cada siete habitantes en el mundo presenta carencias alimentarias severas. Además que la FAO ha indicado que en el 2016, el hambre afectó a 815 millones de personas, es decir, al 11% de la población mundial, y a 38 millones de personas más que en 2015.

Buscar un curso

Selecciona un país
Por nivel de estudios*
SOBRE EL AUTOR

nutre un niño

Redactor de noticias sobre medio ambiente, turismo, salud y deportes, entre otras.