Escoger dónde estudiar
Estudios en el extranjero: Noticias recientes

Cómo están actuando las universidades en Estados Unidos sobre el coronavirus

share image

Estados Unidos es una importante cuna de avances científicos y no se quedará por fuera en los avances en la lucha contra el Covid-19. Sus instituciones están trabajando sin descanso en aportar al mundo una solución a esta pandemia que ha cambiado el rumbo de 2020 y ha cobrado la vida de miles de personas. 

El portal share.america.gov afirma que aunque las aulas están cerradas en todo Estados Unidos, “las universidades y colegios universitarios siguen desempeñando un papel importante en el marco de la estrategia integral de ese país para enfrentar y derrotar la pandemia”.

Mary Sue Coleman, presidenta de la Asociación de Universidades Estadounidenses afirmó: “Nuestros investigadores, nuestro personal y nuestros estudiantes están reuniendo su considerable capacidad intelectual y sus talentos para luchar contra esta pandemia de todas las maneras posibles”.

Por otro lado, The Science Coalition, una organización sin fines de lucro que representa a más de 50 de las principales universidades de investigación públicas y privadas de Estados Unidos, asegura que “Las universidades siempre han encabezado la carga para abordar los temas más urgentes de nuestra nación y la actual pandemia de COVID-19 no es diferente”.
 


Asimismo, share.america.gov explica que los investigadores del Instituto de Biocomplejidad de la Universidad de Virginia han recibido una subvención de 10 millones de dólares durante cinco años de la Fundación Nacional de Ciencias del gobierno de Estados Unidos para un programa de computación que elabore mapas de los casos del nuevo coronavirus y anticipe así la manera en la que pueden verse afectadas las comunidades.

Con esa subvención, los científicos en computación y los epidemiólogos del instituto dirigirán equipos de varias otras instituciones utilizando herramientas para la computación de macrodatos. Ese tipo de datos permiten a los expertos observar cómo las conductas humanas afectan a la expansión de una enfermedad.

De vuelta al campus

Las universidades podrían suspender las clases que reúnen a cientos de estudiantes en grandes auditorios y, en su lugar, impartir allí lecciones con públicos más reducidos con el fin de que los estudiantes puedan sentarse más separados.

Otra medida que se podría tomar debido a que el virus se propaga más fácilmente en espacios cerrados, es la que está poniendo sobre la mesa la Universidad de Stanford, en California, quienes están considerando la posibilidad de impartir las clases al aire libre en grandes tiendas de campaña.

Por su parte, la Universidad de Brown, en Rhode Island, declaró al el New York Times que exigirán a los estudiantes y al profesorado el uso de mascarillas y limitar las actividades deportivas, los conciertos y las fiestas.

El promedio de matrícula y cuotas en una universidad pública estatal fue de 10.116 dólares para el año 2019-2020 y de 36.801 dólares en el caso de las privadas, según la revista U.S. News and World Report.

Esto genera inquietud y preocupación en las administraciones de las casas de estudio, quienes piensan que cuando las clases se hacen de manera virtual, las escuelas privadas no pueden ganar dinero con los servicios de alojamiento y comedor, y les costará más justificar el costo de la matrícula.