Información clave
Estudios en el extranjero: Información clave

Tips para escribir un ensayo perfecto

Escribir ensayo
11056

 

Un ensayo puede tener muchos propósitos, desde exponer tu propio punto de vista hasta explicar los pasos necesarios para completar una tarea, pero la estructura básica siempre será la misma. Sin embargo, escribir en español no es igual que hacerlo en inglés, por lo que muchos estudiantes que emplean el idioma anglosajón como segunda lengua, suelen cometer errores y sentir frustración al recibir malas calificaciones.

 

 

Para comenzar en el camino correcto es importante que entiendas qué es lo que se está preguntando en el ensayo. Usualmente, las preguntas de los ensayos incluyen instrucciones o directrices que debes leer con cuidado para construir la respuesta más precisa posible, A veces estas preguntas pueden referirse a comparar diferentes obras, trabajos, situaciones; otra pregunta favorita es la de demarcar y explicar algo. Esto tiende a ser lo mismo que clasificar el tema y resaltar sus características más importantes. Cualquiera que sea la pregunta, es muy importante que la entiendas. En ocasiones puede ser de mucha ayuda usar estas tres preguntas claves:

 

  1. ¿Qué es lo que debes hacer? (cuáles son las instrucciones).
  2. ¿De qué debes escribir? (tema, tópico)
  3. ¿Cómo harás para encontrar la información necesaria para realizarlo o de dónde debes sacar los contenidos para escribir el ensayo?

 

¡No te preocupes más! Si sigues estos sencillos pasos, verás que el ensayo prácticamente se escribe solo. Lo único que necesitas es aportar ideas, que constituyen la parte más importante del asunto. ¡No permitas que el hecho de tomar un lápiz y un papel te sobrecoja! 

 

 1. Tema

Quizás no tengas la opción de escoger la temática. Si es ese el caso, analiza qué es lo que se te pide producir: Un resumen general o un análisis específico. Por ejemplo, “Kenia” constituye un tema amplio, y si el objetivo es escribir tu visión acerca de dicha región, la tarea resulta sencilla pues puedes tomar la decisión de hablar sobre “Políticas en Kenia” o “Cultura Keniana”.

 

Por el contrario, si cuentas con la libertad de elegir el contenido del escrito, tienes el mundo a tus pies. El hecho de seleccionar algo que te interesa y conoces bien, te permitirá redactar un sólido ensayo.

 

 

 2. Propósito

Lo primero que debes pensar es en la finalidad de lo que vas a redactar. ¿Quieres persuadir a la gente para que piense como tú, explicarles la metodología para llevar a cabo determinada tarea, brindar información sobre una persona, lugar, cosa o idea? Escribe algunos temas interesantes y evalúa cuál se ajusta a lo que pretendes lograr con el ensayo. El factor más importante es la cantidad de ideas que surjan con dicho asunto.

 

 3. Ideas

Desarrolla un esquema o diagrama que incluya todas las ideas, en un formato medianamente organizado. La estructura puede cambiar antes de terminar la labor, así que no te estreses aún.

 

Comienza escribiendo el tema al inicio de la página. Luego, enumera las ideas del lado izquierdo; y junto a cada una de ellas, coloca los puntos principales que quieras resaltar. Si tu intención es persuadir, anota tus mejores argumentos; si vas a explicar un proceso, escribe meticulosamente los pasos a seguir; si deseas informar, redacta las categorías en las que vas a clasificar dichos datos. Puedes agrupar la información usando los términos “Inicio”, “Mitad” y “Fin”. Al terminar, tendrás la estructura básica del ensayo.

 

 4. Declaración de la Tesis

Una vez que decidiste, al menos de forma tentativa, qué tipo de información vas a presentar en el ensayo, estás listo para escribir la declaración de la tesis. Se trata de decirle al lector cuál es el tema a abordar y tu posición, como autor, al respecto. Los datos deben ser suministrados en dos platos, es decir, en una primera parte que incluya el tema y una segunda que hable acerca del punto de vista del texto (aquí puedes enumerar las tres principales ideas consideradas previamente).

 

 5. Redacción de los párrafos

En el cuerpo del ensayo, toda la preparación previa ve sus frutos. El tema elegido ahora debe explicarse, describirse o argumentarse. Cada idea principal anotada en el diagrama o esquema se convertirá en un párrafo del cuerpo. Si tuvieras tres o cuatro ideas principales, tendrás tres o cuatro párrafos del cuerpo que deben contar con la misma estructura básica: Una idea principal en forma de oración, comentarios de apoyo para dicha idea junto con una descripción, explicación o discusión; según sea el caso.

 

 

 6. Introducción y Conclusión

Hasta este punto, sólo te resta escribir dos párrafos más: Introducción y Conclusión. A través de ellos le darás al lector un punto de entrada al ensayo y uno de salida. El primero está diseñado para atraer la atención y dar una idea sobre el enfoque del mismo, mediante el uso de una corta anécdota o de información verdadera y verificable que culmine con la declaración de la tesis; mientras que el segundo constituye un resumen del texto que cierra con una perspectiva final sobre el tema expuesto. Tres o cuatro oraciones sólidas son suficientes.

 

 7. Toque final

¡Acabaste todos los párrafos del ensayo! Antes de considerarlo un producto terminado, es necesario echarle una última ojeada a fondo para corregir cualquier error de redacción, contenido, márgenes, título, etc.

 

 

¿Cómo titular mi ensayo?

Titular un ensayo universitario no parece complicado, pero ten en cuenta es la primera parte del escrito que tu profesor leerá y, por ende, será la primera impresión sobre tu trabajo. Como todas las primeras impresiones, el título debe dar una impresión positiva o negativa, debes esforzarte por dar una primera impresión positiva. Un buen título puede marcar la diferencia en cómo tu lector percibe tu ensayo, incluso si ese lector es nada menos que tu profesor. Según el portal Geniolandia, debes seguir estos consejos:

 

  1. Crea un título atrayente pero breve, por ejemplo, "Secretos tácticos". El título atrae el interés del lector porque promete revelar un secreto.
  2. Escribe un título que plante una pregunta. Por ejemplo, "¿Qué hay de malo en odiar?", si eliges una pregunta, asegúrate de que la respondes en el cuerpo de tu ensayo.
  3. Redacta un título que yuxtaponga dos conceptos contradictorios. Por ejemplo, "Encontrar la verdad en el mito", la contradicción hará que el lector quiera saber cómo resolviste el conflicto.
  4. Escribe un título que incluya palabras de la conclusión de tu ensayo. Por ejemplo, "Andrew Carnegie: The Father of Middle-Class America".

 

 ¿Viste que no era tan complicado después de todo? ¡Buena suerte!

 

 

Buscar un curso

Selecciona un país
Por nivel de estudios*
SOBRE EL AUTOR

Escribir ensayo

Licenciada en Comunicación Social, mención Comunicaciones Publicitarias.