Escoger dónde estudiar
Estudios en el extranjero: Información clave

Me quedé sin trabajo, ¿cómo me reinserto en el mercado cuando se termine la pandemia?

share image

La pandemia por el Covid-19 ha impactado no solo el sistema de salud de muchos países, sino el laboral. Las tasas de desempleo también están experimentando un pico y, cuando se instale la nueva normalidad, muchos estarán sin trabajo. Por eso, hemos decidido hacer una lista de consejos que te servirán para volver al ruedo.


1. Hacer diplomados o cursos de idiomas

Aprovecha el confinamiento para obtener herramientas que marquen la diferencia por sobre los pares. Sin embargo, lo recomendable es que la capacitación sea en la misma área que se estudió, porque si bien el mercado valora que un profesional sea multidisciplinario y tenga estudios en otras disciplinas, eso es preferible para quienes ya están insertos en el mercado laboral.

2. Emprender

El iniciar un negocio por pequeño que sea son excelentes formas de añadir valor al currículo, porque implican iniciativa, riesgo y, en definitiva, ser proactivo, característica altamente estimada por los empleadores. La cuarentena está siendo también una ventana de oportunidad para muchos, que están viviendo de su destreza en algunos oficios del hogar, por ejemplo. Un emprendimiento denota que el postulante no se va a quedar sentado esperando órdenes, sino que será un aporte para la organización, desde su competencia. 

3. Invertir tiempo en voluntariado

 

El trabajar sin remuneración en una empresa o institución social, es una gran instancia para aumentar la red de contactos y adquirir experiencia. Especialmente en esta contingencia, demostrará tu espíritu altruista y tu rol activo en la obtención de un empleo.
 


4. No tomar la primera oferta

No dejarse llevar por el temor al desempleo y tomar la primera oferta de trabajo es clave. Hay que evitar caer en hacer "lo que sea", porque este es el desatino más común de los postulantes. El no elegir claramente lo que quieren hacer y dónde lo quieren realizar, los lleva a desmotivarse prontamente y abandonar el puesto de trabajo en apenas seis meses, cuestión que es muy mal vista por los consultores.

5. Evitar la ansiedad

Mostrarse demasiado dispuesto a hacer cualquier cosa en la empresa, hablar demasiado y atropelladamente o moverse en exceso, son conductas que pueden afectar la fluidez de una entrevista y dan pie para que el reclutador se percate de que el postulante no tiene pleno control de su estado nervioso y es presa fácil de la angustia.