Escoger dónde estudiar
Estudios en el extranjero: Before you leave

Quiero estudiar en el extranjero: ¿Cómo convencer a mis padres?

13.2K
share image

Todos los días leemos en Twitter frases como esta: “Quiero ir a la universidad en otro país, pero mis papás no lo permiten #MiVidaApesta”. Si te sientes retratado y/o eres menor de 18 años, sigue leyendo para que adquieras las herramientas necesarias para construir argumentos válidos que te ayuden a cumplir tu sueño de hacer una carrera en el exterior. Recuerda que, si ellos te apoyan financieramente, deben firmar una serie de documentos durante el proceso de solicitud, incluyendo los trámites para obtener la visa estudiantil.

 

Quizás el entusiasmo se apodere de ti cada vez que te imaginas recibiendo un título universitario en el campus de la casa de estudios de tus sueños, a miles de kilómetros de tu hogar; hasta que tus progenitores o guardianes hacen que pongas los pies en la tierra, pues no comparten los mismos sentimientos.
 


Deber tener claro lo siguiente: estudiar en el extranjero es la mejor inversión en tu futuro. Pero, esta acción implica que estarás muy lejos de la supervisión de tus padres, así que puede que no sea tan fácil convencerles para que te dejen ir a conquistar tierras extranjeras, ya que pueden sentir miedo, o incapacidad para cubrir los gastos relacionados con matrícula y manutención.

 

Sin embargo, debes empezar demostrándoles que esfuerzo da como resultado el éxito académico y unas mejores perspectivas de carrera, además de madurez e independencia. Estudiar en el extranjero es algo que seguirá dando frutos a lo largo de tu vida, y aquí te mostramos cómo vendérselo a tus padres y decirles: ¡Estoy listo!

 

¡Prepárate!

Tienes que convencerlos de que esto no es una aventura, sino que te lo tomas muy en serio y es algo que necesitas. Para ello, te recomendamos mantener o mejorar tus notas, que sean buenas y que sea un ejemplo de que realmente tienes las habilidades que se necesitan para estudiar fuera de casa, de manera independiente. 

 

A todo esto, puedes sumarle aprender un idioma nuevo en clase u online, cocinarles algo del país al que te gustaría irte y compartir con ellos películas o libros referenciales. Tus padres deben sentir que todo esto te interesa en verdad y que realmente estás dispuesto a esforzarte.

 

Habla con antelación acerca de tus planes

Sacar el tema a colación espontáneamente dentro de una conversación cotidiana, puede hacer pensar que se trata de algo sin mucha importancia y tus padres lo verán como un capricho o fantasía que pronto olvidarás. Preséntalo desde el principio, unos dos o tres años antes de la fecha en la cual tienes la intención de iniciar el curso; para que vayan acostumbrándose a la idea, saquen cuentas y no les parezca extraño cuando llegue el momento. Además, si no eres hijo único, considera que probablemente el resto de tus hermanos también querrá seguir tus pasos, y para ello hay que tomar en cuenta la situación económica de la familia.

 

Además, puedes aprovechar el tiempo para investigar junto a ellos todo lo que puedas sobre el destino y la escuela, las distintas opciones que tienes. Involúcralos desde el inicio para que ellos se vayan familiarizando a la idea y entiendan que esto realmente es para ti.

 

¡Compórtate!

Tus padres estarán menos abiertos a la idea de que estudies en el extranjero, si tienen alguna duda acerca de tu madurez y capacidad de ser responsable. Respeta las normas del hogar y no te metas en problemas en la escuela. Demuéstrales que eres capaz de aprovechar el sacrificio financiero que implica pagar una universidad en el exterior. Busca un trabajo de medio tiempo sin afectar tus calificaciones: Cuida mascotas, ofrece tus servicios de niñero o haz voluntariado.

 

También, puedes buscar la forma de aportar dinero. Nada hará sentir más orgullosos a tus padres que ver que han criado a un hijo independiente, autosuficiente y desenvuelto económicamente, capaz de tomar decisiones. Muéstrales que estás dispuesto a hacer algún esfuerzo adicional para invertir en tu futuro, invítalos a hacer algún presupuesto juntos en el que te incluyan.

 

Menciona los beneficios

Los estudios en el extranjero y la inmersión en una nueva cultura te ayudarán a convertirte en una nueva persona: independiente, madura y preparada. Cuando te adaptes a un nuevo crecerás personalmente, y esto es lo que más quieren tus padres. 

 

A todo esto, súmale los beneficios académicos, ya que, al estar lejos de casa, te puedes concentrar plenamente en el año académico, sacar buenas calificaciones y como es tu mayor sueño, seguramente estudiarás con más entusiasmo, nada puede ganarle a hacer las cosas con ganas.

 

Además, a la hora de buscar prácticas o trabajos, el hecho de haber tenido una experiencia internacional, te da una ventaja competitiva sobre el resto de los candidatos: dominio de otro idioma, conocer cómo se desenvuelven en varias culturas, tener un mayor sueldo.

 

Busca información

Es fundamental que te mantengas informado con todos los datos relacionados con el país y la universidad donde quieres estudiar. Realiza una profunda investigación, para que puedas demostrarles la seriedad del asunto, responder cualquier inquietud y aclarar dudas. Muéstrales documentos, folletos universitarios en línea y haz hincapié en los beneficios de la carrera de tu elección.

 

Información adicional:

Becas para estudiar en el extranjero

Costos de estudios en el extranjero: Guía para ayudarte a tomar la decisión correcta

 

BUSCADOR DE CURSOS
¿Quiere verificar qué programa te conviene más?
¡Descúbrelo con nuestra nueva herramienta "Buscador de Cursos"!
COMIENZA A BUSCAR