Información clave
Nueva Zelanda: Guías de destinos - Debes leer:

Conociendo a Nueva Zelanda

929

Dicen que las apariencias no importan, pero cuando se trata de Nueva Zelanda quizás este no sea el caso. Pequeña, pero con una formación perfecta, la geografía de Nueva Zelanda ha jugado un papel importante en la creación de su espectacular paisaje. En un país con montañas de picos nevados que asoman majestuosamente sobre un brillante mar turquesa, extensas playas de arenas blancas, burbujeantes termas naturales, glaciares, géiseres, lagos y su tradicional cultura indígena que vive en cada rincón. Realmente no sorprende que los habitantes de Nueva Zelanda, conocidos cariñosamente como kiwis, se sientan tan orgullosos de su hermoso país.

Nueva Zelanda no es solo una cara bonita; por cierto tiene una fascinante historia, que ha dado forma a su cultura actual. Curiosamente, es el país más joven que se descubrió en la tierra; el pueblo maorí migró a este lugar hace aproximadamente mil años, y desde entonces, europeos y personas de todo el mundo llegan para deleitarse con sus riquezas. Sorprendentemente, aún tiene una población que apenas supera los 4 millones de habitantes, ¡en un país cuyo tamaño es más o menos el mismo que el de Japón! Aunque la población es escasa, Nueva Zelanda tiene una enorme cantidad de ovejas (44 millones y sigue creciendo), en el pasado, esto le dio la reputación de ser un país de remanso. Pero la Nueva Zelanda de hoy tiene mucho más que ovejas, granjeros y colinas onduladas; es un país dinámico, progresista y con mucho estilo donde los estudiantes pueden comer, beber, ir de compras y divertirse en sus fabulosas ciudades. Los más activos y aventureros se congregan aquí para practicar bungee jump sobre los imponentes desfiladeros del río, descender en rappel por espectaculares cataratas, o navegar por los rápidos para gozar de diversión de alto riesgo. También hay muchos deportes de nieve, sin mencionar el excursionismo, ciclismo y kayak que es prácticamente parte de la vida cotidiana. Sí, Nueva Zelanda es real, y como si eso fuera poco, ¡aquí viven algunas de las personas más cordiales y amantes de los deportes de todo el mundo!

Viajar con seguridad

Nueva Zelanda es un país muy seguro, sin dudas uno de los más seguros del mundo.

Fuera de las ciudades, la densidad de población es bastante escasa, de modo que es aconsejable tomar precauciones al trasladarse luego de que anochezca o si se viaja solo. Se recomienda a las mujeres no pedir aventón solas o por las noches.

Como en todas las ciudades grandes, hay que tener cuidado por las noches, y cerrar los automóviles y las casas con llave. Debido a la cultura relativamente relajada de Nueva Zelanda, los visitantes se confían demasiado, de modo que se recomienda guardar los objetos de valor en lugar seguro.
Nueva Zelanda se encuentra cerca de una falla geológica y, por ende, los terremotos son una amenaza potencial, aunque generalmente son demasiado pequeños para ser percibidos. En septiembre de 2010 Christchurch sufrió el terremoto más grande en 78 años; aunque afortunadamente no hubo que lamentar víctimas fatales. Nueva Zelanda es líder en diseño de ingeniería sísmica y la mayoría de los edificios más grandes están diseñados para soportar importantes temblores. No obstante, es importante estar preparado y saber qué se debe hacer en caso de que se produzca un terremoto. Se pueden tomar algunas precauciones para reducir la posibilidad de las caídas de objetos: asegurar los muebles pesados (por ejemplo, las estanterías de libros) a la pared o al piso, y colocar los objetos pesados cerca del suelo.

Recorriendo Nueva Zelanda

Dentro de las principales ciudades, el sistema de transporte es fácil y económico, la mayoría de los autobuses circulan como mínimo cada media hora; no obstante, ¡se puede llegar caminando o en bicicleta a la mayoría de los lugares cercanos al establecimiento educativo!

Muchos estudiantes aprovechan sus vacaciones o fines de semana para recorrer el país. Las diferentes regiones de Nueva Zelanda están conectadas por una red de líneas aéreas domésticas (Jet Star, Pacific Blue y Air Zealand); así como por servicios de trenes, barcos y autobuses que facilitan mucho los traslados dentro del país. El otro beneficio de viajar por Nueva Zelanda es que las distancias entre los lugares son relativamente cortas: por ejemplo, un vuelo de Wellington a Auckland solo demora una hora. Para cruzar la hermosa franja de agua que separa la Isla del Norte de la Isla del Sur los transbordadores Interislander y Bluebridge trasladan a los pasajeros de Wellington a Picton en aproximadamente 3 horas. Consulte la página de enlaces para obtener información sobre horarios, precios y reservas.

Enlaces a sitios Web de viajes

Los siguientes enlaces contienen información útil para reservar alojamiento y viajar por Nueva Zelanda:
 

Estos enlaces son de utilidad para reservar vuelos o transbordadores para viajar por Nueva Zelanda:

Buscar un curso

Nueva Zelanda
Por nivel de estudios*
SOBRE EL AUTOR

Hotcourses Editor is the mysterious, faceless force made up of all our different contributors over the years. From masters in their field to top notch journos, take a peek at some of the talent we’ve had the pleasure of working with.