Información clave
Australia: Opciones de alojamiento

Tipos de alojamiento estudiantil que ofrece Australia

883

 Buscar un lugar dónde vivir al momento de estudiar en el extranjero es una tarea exhaustiva que se debe realizar con bastante tiempo de antelación al viaje. Un hospedaje en un país extranjero debe cumplir con los parámetros personales de comodidad a la vez que se ajusta a las situaciones económicas de cada cual, por lo que la locaclización y la relación costo-facilidades deben tenerse muy en cuenta. Australia ofrece una gran cantidad de alojamientos a los universitarios internacionales, entre los que se encuentran residencias estudiantiles, alojamiento con familias y apartamentos compartidos.

 

Residencias universitarias

 

La mayor parte de las universidades cuentan con un sistema de residencias estudiantiles dentro o cerca del campus. Los costos siempre varían y dependen del tipo de acomodo que necesite determinado alumno. Las residencias usualmente resultan un poco costosas pero tienen muchas ventajas: privacidad, acceso controlado, comidas a muy bajo costo, limpieza de habitación si se solicita, actividades culturales, internet, áreas para practicar deporte, pequeñas bibliotecas o espacios de estudio, aulas de informática, salón de juegos y sala de confraternización con otros residentes.

 

Vivir en una residencia universitaria tiene un costo aproximado de $80 a $250 dólares australianos por semana. De más está decir que la mejor opción para vivir una experiencia estudiantil al máximo y conocer personas del mundo entero es una residencia universitaria.

 

Alojamientos con familias

 

Las universidades australianas poseen bases de datos en las cuales conservan información de familias con buena reputación que se inscriben para recibir estudiantes extranjeros en sus hogares. Quedarse con una familia tiene una gran ventaja: conocer a fondo el estilo de vida y las costumbres de los nativos. Sin embargo, es importante mencionar que este tipo de alojamiento tiene sus limitaciones, entre tales: restricción de visitas, horas de comida establecidas, horas de llegada y otras reglas de convivencia existentes en la mayoría de los hogares.

 

Muchos de los alojamientos en casas de familia ya incluyen las tres comidas en la renta. Aún así, los estudiantes podrían solicitar la sustracción de las comidas hechas en casa con tal de disminuir el pago y ahorrar un poco. La renta mensual depende de las facilidades que cada familia le provea a un estudiante. En la mayoría de los casos sobrepasa los $350 australianos.

 

Apartamentos o pisos compartidos

 

Ésta es la opción preferida de los universitarios ya que es una combinación de libertad, multiculturalidad y convivencia. Estos espacios se comparten, usualmente, con otros estudiantes, ya sean amigos que deciden vivir juntos o extraños a quienes les guste conocer personas nuevas. Quienes han visto el film L'aubergue espagnol tienen una idea de qué se trata.

 

La gestión de buscar un apartamento o piso en alquiler se puede hacer de varias maneras: desde casa mediante el buscador de hospedajes de la universidad receptora, en la oficina de servicios estudiantiles de la universidad de acogida, en los tablones de edictos públicos de la ciudad y camiando por las calles en busca de lugares con letreros que lean “se alquila piso” o “se alquilan habitaciones”.

 

Algunos espacios ya incluyen los muebles, otros no. Aún así, en poco tiempo se encuentran bastantes en calidad de segunda mano. Casi nunca la renta mensual de estos espacios comunes incluyen los servicios de agua, luz, internet, comunidad o calefacción, por lo que los estudiantes deben preveer dinero adicional para cubrir tales gastos. En Australia, el costo de un apartamento o piso compartido es de $50 a $200 australianos por persona cada semana, sin incluir los gastos adicionales.

 

Por: Pabsi Drums

Buscar un curso

Australia
Por nivel de estudios*
SOBRE EL AUTOR

Gratis

Tu eBook 'Estudiar en Australia'

¿Te gusta lo que has leído? Hemos compilado los temas populares sobre estudiar en Australia en un libro digital.