Información clave
ESTUDIOS EN EL EXTERIOR : Guías sobre estudios - Debes leer:

Cinco razones para hacer un MBA en el exterior

1720

Regresar a las aulas universitarias o seguir estudiando luego de obtener un título de pregrado podría parecer impráctico e innecesario para un adulto, debido a que ya no tiene la vitalidad ni el tiempo libre de un veinteañero. Con rentas o hipotecas por pagar, facturas de servicios públicos, cobros mensuales del auto y una familia que mantener; asomar la posibilidad de renunciar al trabajo (y obviamente al salario mensual) para ir a la universidad, suena como una completa locura. Sin embargo, todo sacrificio vale la pena, sobre todo cuando se trata de incrementar tu preparación académica con miras a conseguir un empleo mejor remunerado.

 

Hacer una Maestría en Administración de Empresas, o MBA por sus siglas en inglés (Master in Business Administration), es la mejor decisión que puede tomar cualquier profesional en la actualidad. No sólo se trata de una especialidad con gran demanda y reconocimiento por parte de los empleadores, sino que es adaptable a prácticamente cualquier carrera. A continuación, te explicamos por qué constituye la opción perfecta a la hora de hacer un postgrado:

 

  1. Factor diferenciador

El clima económico global ha aumentado considerablemente la competitividad dentro del mercado laboral para los jóvenes recién graduados, en especial en áreas populares como los negocios. Las oportunidades disponibles en las empresas más exitosas son extremadamente difíciles de conseguir, debido a que se trata de líderes en sus respectivas industrias que desean continuar manteniendo dicho liderazgo, apoyados en empleados y colaboradores preparados. El hecho de obtener un buen empleo a una edad temprana, asegurará tu futuro y te permitirá adquirir valiosas experiencias al encargarte de proyectos relevantes.

 

Poseer un MBA te permitirá destacar por encima de cientos de solicitudes apiladas en los escritorios de los reclutadores, pues lo primero que buscan dentro de las hojas de vida es el renglón de calificaciones académicas. Para muchos, los párrafos largos que enumeran innumerables logros alcanzados no significan nada; mientras que este tipo de maestrías capturan su atención.  

 

  1. Experiencia relevante

Algunos estudiantes maduros y conscientes, deciden tomar un descanso al terminar sus cursos de pregrado para trabajar tiempo completo y ahorrar dinero suficiente para su manutención cuando opten por hacer un MBA. De esta manera, se evitan preocupaciones financieras que ejerzan presión y dedican todos sus esfuerzos en sobresalir en los estudios (sobre todo cuando no cuentan con personas que los apoyen económicamente). Aunque ese tipo de empleo quizás no sea lo que tienes en mente para el futuro, se trata de una tarea honesta que no sólo aliviará tu bolsillo, sino también beneficiará tu CV con experiencia laboral y referencias recientes.

 

Muchos bachilleres que se embarcan en un MBA apenas reciben el título, luego se sienten ansiosos al enfrentar la transición hacia el mundo adulto/mercado de trabajo (especialmente si no han acumulado experiencia previa). Hacerlo tras un significativo período de trabajo, incrementará tu confianza y habilidad para aplicar las destrezas aprendidas en escenarios reales.

 

  1. Nuevas oportunidades

Incluso con un título de pregrado en Negocios y experiencia laboral representativa, un MBA proporciona impulsos extra. Aprender más, asumir nuevos roles y desafíos mantiene nuestras mentes agudas y la vida más interesante (nadie quiere ocupar un cargo durante toda su existencia). Por ejemplo, cuando los empleados se marchan, quedan vacantes que suelen ocupar personas dentro de la misma empresa que son ascendidas por demostrar sus capacidades. Un MBA puede ser el próximo paso esencial que necesitas para seguir subiendo peldaños en la organización.

 

  1. Motivación

Muchos descubren su pasión por la educación o por un campo específico en el futuro. Tal vez porque con el paso del tiempo maduramos y tenemos una mejor idea de lo que queremos hacer con nuestras vidas. Durante la etapa universitaria inicial, suelen ocurrir incidentes negativos que convierten el hecho de hacer una especialización en algo indeseado. Sin embargo, el interés personal, un descubrimiento casual o una figura inspiradora pueden abrir los ojos hacia lo que podríamos lograr con un MBA bajo el brazo. Asimismo, el deseo de superarse y proveer una mejor calidad de vida a tus seres queridos también constituye una fuerza impulsadora para alcanzar tus objetivos académicos.

 

  1. Un negocio propio

Muchos se aburren de hacer siempre lo mismo, y de la noche a la mañana deciden sacudir la rutina de sus vidas y efectuar cambios importantes: Renunciar a un buen empleo e iniciar un proyecto de su propiedad es uno de ellos (sobre todo si encuentran un nicho no explotado en el mercado, una oportunidad viable o un sueño que siempre quisieron realizar). Programas de televisión como “El Aprendiz” han contribuido con la motivación de las personas para que emprendan sus propios negocios, y no son pocos los que piensan: “Yo puedo hacerlo”.

 

Información adicional:

Becas ofrecidas para estudios de MBA en el extranjero

Elegir un MBA

Ranking de las mejores universidades del mundo para CEOs

Obtener un MBA en Australia

Elige tu MBA entre las mejores universidades de Estados Unidos

Buscar un curso

Selecciona un país
Posgrado
SOBRE EL AUTOR

Licenciada en Comunicación Social, mención Comunicaciones Publicitarias.