Información clave
Estudios en el extranjero: Vida estudiantil

¿Cómo puedo convertirme en un gran líder en la Universidad?

liderazgo
265

Nadie nace líder. Uno aprende.

Liderazgo, definido con simpleza, es sólo un conjunto particular de habilidades. Como tal, estas habilidades se pueden trabajar y mejorar. Estas habilidades no están limitadas por edad, sexo, estatura o cualquier otra cualidad física. Cualquiera puede convertirse en un gran líder. Sin embargo, se requiere un esfuerzo. Al igual que con cualquier cosa que requiera esfuerzo, cuanto antes se empiece, mejor. Si estás actualmente en la universidad o en la escuela, entonces ahora es el momento perfecto para empezar a aprender, o incluso comenzar a perfeccionar estas habilidades.

 

¿Qué habilidades tiene un gran líder?

La definición de lo que hace a un gran líder va a cambiar de persona a persona, por una simple razón: Los que ven a los demás en busca de orientación, a menudo buscan cualidades que ven o quieren en sí mismos.

 

Sin embargo, hemos hecho nuestro mejor esfuerzo para elaborar una lista de cualidades que los grandes líderes suelen tener en común. Convertirse en un gran líder no es algo que sucederá en un día. El camino comienza primero por ver lo que personalmente más se valora y estos rasgos son a los que vas a dedicarte, piensa en esta lista como punto de partida.

 

¿Estás listo? Vamos a empezar.

 

Compromiso:

Un líder es alguien que guía a otras personas ¿verdad? Pero, ¿cómo conseguir seguidores? No se puede obligarles, ni sobornarlos a venir. Esas personas no son líderes.

 

Los grandes líderes son un ejemplo. Con el fin de dar un ejemplo, algún tipo de actividad tiene que ser llevado a cabo (y aquí está el gran secreto) tiene que hacerse muy bien.

 

¿Qué actividad entonces? Bueno esa es la parte que vas a tener que averiguar por ti mismo. Es un asunto difícil, pero en el fondo sabrás qué camino es mejor para ti y lo que tienes que hacer para llegar allí. Ya se trate de ser un hombre o mujer de negocios con talento, un deportista de inspiración o un artista adorado, hay una ruta a tomar. Lo importante es que te adhieras a ella y lo hagas tan bien como puedas. Este debe ser su objetivo principal cuando se trata de ser un gran líder.

 

Si eres estudiante, puedes tener algún consuelo en esto y es que: el trabajo duro es un hábito. Los hábitos son más fáciles de comenzar cuando se es joven, y tendrá más efecto cuanto antes se haga. En el fondo, ya sabes qué es lo que tienes que hacer. Así que ve por ello.

 

Comunicación:

OK, estás trabajando duro en algo y la gente está escuchando lo que tienes que decir. ¿Pero qué si uno de tus seguidores es incapaz de mantenerse al día con dicho ejemplo?  ¿Qué tal si metes la pata (es inevitable, siento decírtelo de esta manera) y tu equipo necesita respuestas y garantías?

 

La capacidad de poner tus pensamientos en palabras de una manera tranquila, de fácil comprensión es una herramienta fenomenal, no sólo para los líderes, sino para todo el mundo.

 

Pero hablar bien no es la única clave para una buena comunicación. También es necesario escuchar bien, tener en cuenta lo que la otra persona está diciendo y responder de una manera que demuestra que has comprendido. De hecho, debes dar la impresión de que estás siempre abierto a las preguntas formuladas. Así es como la confianza comienza a formarse.

 

Se debe prestar toda la atención a la otra persona, mantener un buen lenguaje corporal, ser breve pero específico y ten confianza al argumentar los puntos que estás hablando. La buena comunicación es un campo rico, en la que libros y libros se han escrito. Tal vez escoge uno o dos de la biblioteca. Puede ser útil tanto ahora como para el resto de tu vida.

 

Confianza: Rapidez de decisión / Visión/ Apertura de mente

La confianza es una consecuencia del trabajo duro y compromiso. No hay que confundir la confianza con arrogancia. Es bastante fácil para la mayoría de la gente jugar a ser seguro, pero la verdadera confianza es cultivada de trabajo duro. La confianza está estrechamente vinculada al compromiso. Pero no son lo mismo.

 

La confianza es una cuestión de perspectiva. Si te miras a ti sí mismo y vez lo que es realmente bueno dentro de ti, o eres honesto acerca de tus talentos y habilidades, vas a crecer en confianza. No dejes que nadie te diga que no tienes ninguna habilidad o talento. Ni siquiera a ti mismo. Eso simplemente no es verdad. No está viéndote a ti mismo en la forma correcta.

 

Una vez que hayas encontrado tu habilidad, trabaja duro en ello y antes de que te des cuenta tu confianza inspirara a otros a realizar su trabajo. 

 

Sé humilde y tratar de ser honesto contigo mismo. Tal vez puedes comenzar un diario y tratar de averiguar lo que salió bien y mal cada día.

 

Estar en la universidad es una época tumultuosa. Un montón de cosas nuevas que aprender, nuevas responsabilidades, y con frecuencia un montón de presión. Estas cosas pueden ser perjudiciales para la confianza. Sigue tus planes y trabajos pacientemente que esto hará crecer tu confianza.

 

Los pasos pequeños siguen siendo pasos, no lo olvides. También tratar de realizar todo el ejercicio posible siempre que puedas. Realmente puede hacer mucho en la forma en que te vez a ti mismo.

 

 

Integridad:

¿Qué pasa cuando las cosas van mal? ¿Cuándo se comete un error, o un miembro de tu equipo lo hace?

 

Ser un líder no siempre se trata de sentir que eres el mejor o que eres el más exitoso. A veces se trata de asumir la culpa, protegiendo a tu equipo, diciendo que es tu culpa. Incluso si no lo es. Se trata de ver lo que salió mal y aceptar que en algún momento debiste haber visto lo que venía. Incluso si no podías.

 

Se trata de ser fuerte cuando equipo lo necesita, incluso si no estás de ánimo.Cuando las cosas van mal, tu equipo necesita a alguien que vea por ellos para guiarlos. Es ahí cuando necesitan más liderazgo. Rendir cuentas y ser responsables son rasgos vitales y necesarios para ser un líder.

 

Se trata de la fuerza física y emocional. Se trata de tener los conocimientos necesarios para saber que las cosas van a salir bien pronto. Se trata de mantener la convicción en tu trabajo, en tus valores y sabiendo que las cosas van a mejorar pronto.

 

Tal vez la mejor manera de aprender sobre integridad es siguiendo a otros grandes líderes. "Ningún hombre es una isla", como dicen. Aprendes a ser un gran líder observando lo que los demás hacen. Leer biografías de grandes hombres y mujeres. Estudiar lo que hicieron tus héroes durante sus tiempos difíciles. Ver y leer entrevistas con ellos. Ver cuáles su consejo para cuando las cosas se ponen difíciles. Y mantenerte humilde.

 

Pues entonces, ¿dónde debería empezar?

Como se mencionó antes, hay un millón de rutas a seguir para ser alguien que inspira respeto y admiración. Encontrarás alguien que signifique mucho para ti en el camino o quizás ya lo encontraste. Estas cuatro cosas son excelentes puntos de partida o incluso recordatorios.

 

Convertirse en un gran líder es un viaje. No va a suceder en un solo día o incluso unos pocos. Ocurrirá como consecuencia de la concentración y persistencia. Permite que estas características se conviertan en hábitos. Vivimos en función de las cosas que hacemos cada día. Cada elección que hacemos, una hamburguesa o ensalada, ducha o bañera, Coca-Cola o Pepsi, define lo que somos. Cambiar los hábitos es difícil, pero no imposible. Si deseas cambiar un hábito hay que tratar de hacer un poco cada día, no importa lo pequeño que sea. Con el tiempo, te darás cuenta de que esos hábitos se han convertido en parte de lo que eres, y es de esperar que hayas perdido los hábitos que no te gustan.

 

Disfruta de la recompensa por tus esfuerzos. No demasiado, por si acaso. Comerte todo un postre después de un trote de cinco minutos no va a ayudar a nadie. Sin embargo, un trozo de chocolate, u otra recompensa pequeña te ayudará a asociar, neurológicamente, tu esfuerzo con un sentido de hacer bien.

 

Después de un tiempo, no será necesaria la recompensa. Si no trabajas, perderás la actividad en sí misma. Si sigues trabajando un poquito todos los días, antes de que te des cuenta, serás la persona que siempre soñaste que podrías ser. Un líder y una inspiración para muchos.

Buscar un curso

Selecciona un país
Por nivel de estudios*
SOBRE EL AUTOR

liderazgo

Editor - colaborador