Información clave
ESTUDIOS EN EL EXTERIOR : Financiamiento estudiantil - Debes leer:

Trucos para ahorrar mientras estudias en el exterior

1059

Es un hecho que el dinero ocupa una gran parte de nuestros pensamientos, pero no debe convertirse en una pesadilla, especialmente cuando estudiamos en otro país. Estar lejos de tus padres y familiares puede ser un reto económico, razón por la cual a continuación te ofreceré varias formas prácticas y efectivas de manejar tus finanzas y sacarle el mayor provecho a tu vida estudiantil:  

1.- Facturas del servicio eléctrico

Las cuentas por concepto de la electricidad que consumes diariamente pueden llegar a ser muy elevadas, y a menudo “damos por sentado” el acceso a este servicio sin percatarnos del tipo de uso (y/o abuso) que le damos. Si te acostumbras a derrochar energía, verás el dinero deslizarse por entre tus dedos como si fuera agua. De acuerdo con estudios recientes, un estudiante en la ciudad de Nueva York pasa 8 meses durmiendo en la biblioteca, porque no puede pagar por un lugar para dormir. Usa baños públicos y se ducha en casas de amigos.

Lo anteriormente descrito puede tratarse de un caso extremo, pero es un gran ejemplo de cómo ahorrar energía en el hogar: Si pasas más tiempo estudiando en la biblioteca, ten por seguro que gastarás menos en facturas de luz. Allí tienes acceso a todas las instalaciones, conexión a Internet y muchos otros recursos académicos que necesitas. Sólo define una línea clara entre tiempo de estudio y tiempo de relax, y sal de la biblioteca a cambiar de ambiente y respirar aire fresco.

2.- Costos por comida

A menudo, los precios de los alimentos en los destinos de estudio más populares suelen ser más elevados de lo que se pensaba. Opciones como cocinar en casa y compartir con tus amigos te permitirán ahorrar dinero, mientras practicas algunas de las recetas más famosas y deliciosas de tu abuela. Además, esta estrategia es perfecta para llevar una dieta balanceada. Investigadores han encontrado que personas que comparten habitación o vivienda, ejercen influencia en los hábitos alimenticios de sus compañeros.

3.- Facturas del servicio de agua

¿Sabías que en una ducha de un minuto empleas aproximadamente 150 galones de agua? Este gasto no sólo representa un costo para tu bolsillo, sino también una pérdida para el resto del planeta. Busca otras alternativas para conservarte presentable y limpio, sin tener que darte un baño cada mañana. Establece “marcas” personales al abrir la llave de agua y trata de romperlas todos los días. Verás qué fácil es mantener por más tiempo tus monedas en la bolsa.

4.- Facturas telefónicas

Muchas personas han decidido no tener un teléfono celular, lo que es impensable para la mayoría. Por supuesto, estudios demuestran que ese tipo de gente que toma decisiones tan drásticas, gasta más de 1.300 dólares al año en cuentas telefónicas. Opciones como servicios prepago o tarifas mensuales pueden ser beneficiosas, dependiendo de tus necesidades. Incluso puedes considerar pedirle prestado el teléfono a un amigo para hacer llamadas importantes, y luego hacer algo agradable por él a cambio.

5.- Trabajar medio tiempo

La mayoría de los estudiantes internacionales trabajan medio tiempo en restaurantes y cafés. No sólo tendrás dinero en efectivo disponible para cubrir tus necesidades básicas, sino también podrás comer en tu sitio de empleo. Un estudiante en el Reino Unido, gasta en comida alrededor de 2 mil libras al año (el equivalente a unos 4 mil dólares americanos). Trabajar en un restaurant te permitirá ahorrar, pero no olvides divertirte un poco de vez en cuando.

6.- Descuentos

Todos somos jóvenes y queremos pasar un buen rato. Sin embargo, presta atención en cómo usas tu dinero. Investigaciones indican que gastamos más de 800 dólares anuales en compras compulsivas, y otros 700 aproximadamente en entretenimiento. Para ahorrar sin sacrificar la diversión, debes buscar buenas ofertas y descuentos: lleva siempre contigo tu carnet estudiantil, busca cupones por Internet y evita comprar cosas innecesarias.

7.- Artículos de segunda mano

¡Bienvenidos a la era vintage! Comprar y/o vender artículos usados a bajos precios o deshacerte de cosas que no quieres a cambio de dinero son maneras maravillosas y efectivas de ahorrar y llevar un estilo de vida amigable con el ambiente. ¡En el Reino Unido, 1.2 toneladas de zapatos y ropa son desechados cada año, qué desperdicio!

Visita tiendas o sitios Web confiables que ofrezcan artículos de segunda mano, y asegúrate de que sean de buena calidad y estén en perfecto estado: usado no necesariamente significa defectuoso.

8.- Becas

¡Juega de forma inteligente! Ser un estudiante con excelentes calificaciones académicas y un buen desempeño en todas las áreas de la universidad, trae grandes beneficios y constituye una gran ventaja a la hora de aplicar para una beca de estudios. Una de las opciones disponibles es la beca completa, así como también ayudas económicas para contribuir con tus gastos diarios.

Si estás interesado en estudiar en el extranjero, visita el siguiente enlace:

www.hotcourseslatinoamerica.com

Buscar un curso

Selecciona un país
Posgrado
SOBRE EL AUTOR

Licenciada en Comunicación Social, mención Comunicaciones Publicitarias.