Información clave
Estudios en el extranjero: Financiamiento estudiantil

Datos importantes que te ayudarán a ahorrar dinero en el exterior.

548

Como estudiante, no es inusual quedarse corto de dinero. Desde un simple empaque de pan de sándwich hasta los rollos de papel higiénico, todo aumenta de precio. Además, cuando nos independizamos y vamos a la universidad, es cuando realmente nos damos cuenta de lo que cuestan las cosas. Afortunadamente, si sigues leyendo encontrarás una serie de geniales ideas para hacer la vida estudiantil más económica y asequible:

 

  1. Cambia las cafeterías por un buen café hecho por ti

Si todos los días entras a un Starbucks, Dunkin Donuts o Coffee Bean; no es extraño que estés en la ruina. Compra paquetes 3 en 1 o 2 en 1, y prepara tu humeante bebida favorita en casa… Además, puedes servirla en divertidas tazas, mugs o termos que se consiguen a muy buenos precios.

                                                                                        

  1. Compra al mayor

Sabemos que no eres comerciante, pero no está de más que hagas una visita a una tienda mayorista. Muchos de estos establecimientos exigen adquirir 5 piezas del mismo artículo (puede ser en distintos colores), y puedes ir con varios amigos y compartir la cuenta. Quizás despierte tu instinto de negociante, y decidas vender ropa a tus compañeros de estudios. ¡Ahorrarás y ganarás dinero al mismo tiempo!

 

  1. Exige los descuentos estudiantiles

Si no preguntas, no obtendrás respuestas. La mayoría de tiendas de ropa, restaurantes, medios de transporte y hasta barberías y salones de belleza rebaja los precios de sus servicios para estudiantes; pero no los anuncian en ninguna parte. Solicítalos, y si no los aplican, regatea.

 

  1. Usa Skype y/o Whatsapp

¿Qué necesidad tienes de gastar tanto dinero en facturas telefónicas y tener disgustos mensuales con tus padres, si puedes comunicarte con quien desees gratuitamente? Facilita tu vida y la de tus progenitores, aprovechando la tecnología.

 

  1. Compra las marcas propias del supermercado

Créeme, no son de mala calidad; de hecho, ni siquiera notarás la diferencia con los productos que sueles adquirir… Y tus bolsillos te lo agradecerán.

 

  1. ¡Las relaciones amorosas son costosas! Afíliate a Netflix

Ir al cine periódicamente con tu media naranja te saldrá muy caro; aunque sólo vayan los miércoles, que es el día de descuento estudiantil. Y no te olvides de sumar las inevitables palomitas de maíz, golosinas y refrescos… Opta por ver películas en casa y preparar tus propios bocadillos. No sólo ahorrarás dinero, sino convertirás tus citas en encuentros más íntimos y acogedores.

 

Información adicional

Consejos para optimizar tu presupuesto estudiantil

5 consejos para ahorrar al comer en el extranjero

Buscar un curso

Selecciona un país
Posgrado
SOBRE EL AUTOR

Licenciada en Comunicación Social, mención Comunicaciones Publicitarias.

Dale un vistazo...