Información clave
Estudios en el extranjero: Once you arrive

¿Vives solo(a)? Aliméntate como un deportista.

consejos para cocinar y comer saludable viviendo independiente
460

Cocinar es una de las tareas más difíciles cuando vivimos solos o estudiamos en el extranjero.  En muchas ocasiones, el hecho de vivir en otro país, nos lleva a adaptarnos culturalmente a lo que se come en dicho lugar y como consecuencia dejamos atrás la alimentación sana a la que estábamos acostumbrados en nuestros hogares.

 

Cuando llegamos a un lugar diferente, nos preocupamos por el alojamiento, el transporte, la universidad en la que vamos a estudiar, pero una de las cosas más importantes es la alimentación. Adaptarnos a otro hábitat, dejar de hacer ejercicios, y cambiar nuestros horarios de comida, puede perjudicar nuestro organismo, provocar enfermedades del estómago y hasta producir cambios en nuestro peso.

 

Para que esto no te suceda, te dejamos una serie de recomendaciones para que puedas alimentarte como un deportista sin necesidad de gastar mucho dinero ni ser un experto en el arte culinario.

 

El desayuno es la comida más importante para mantenerte con energía durante todo el día. ¿Se te hizo tarde para llegar a tu universidad y no te dio tiempo de desayunar? Siempre hay una solución. Lo más indicado en el desayuno es un pan integral con fibra con jamón y queso y un juego natural; pero si no tienes chance lleva contigo una barra de cereales o de muesli en tu bolso, ya que por su importante fuente de fibra te ayudarán a saciar el hambre y a regular el transito intestinal.

 

¿Llega la hora del almuerzo, vas al comedor de tu universidad y encuentras una fila de papas fritas, hamburguesas y  carbohidrato? No caigas en esas tentaciones y busca la manera de comer lo más sano posible.  Cocinar en casa es la mejor opción para llevar una alimentación natural libre de grasas o productos procesados, además así podrás controlar las calorías, las grasas de los alimentos y mantener el control de la higiene y calidad de los mismos. Planea un menú semanal para que puedas organizarte y no aburrirte de comer siempre lo mismo. Varía las proteínas con pollo, pescados, granos y combínalos con vegetales y ensaladas.  Si no te da tiempo de cocinar, elige lo más saludable, sin alimentos fritos o procesados,  del menú estudiantil que tu universidad ofrece.

 

Cuando cae el sol seguro llegas a tu casa abriendo la nevera y queriendo comer lo primero que encuentres. El secreto de la mayoría de los atletas es una cena llena de proteínas, sin carbohidratos,  y de una proporción mucho menor que el almuerzo.  Recuerda que no gastarás muchas calorías después de la cena, por lo que todo lo que comas no podrá ser quemado mientras duermes.

 

Como último consejo, une toda esta alimentación con la mayor cantidad de ejercicio mientras estudies en la universidad. En vez de tomar el ascensor, baja y sube las escaleras de los edificios o si son cortas distancias trata de caminar y minimizar el uso del automóvil o del transporte público.  Recuerda que no debes saltarte ninguna de las comidas, ya que pasar largas horas sin comer perjudica tu organismo y reduce el metabolismo. Además, siempre lleva contigo un termo con agua, ya que la hidratación va a ser tu mejor aliado a la hora de sentirte bien y mantenerte en forma.

 

Buscar un curso

Selecciona un país
Posgrado
SOBRE EL AUTOR

consejos para cocinar y comer saludable viviendo independiente

Soy opuesto en voleibol, portera en futsal y lateral izquierdo en el fútbol. Me puedes encontrar donde haya un balón. Periodista deportiva venezolana.

Dale un vistazo...