Información clave
Estudios en el extranjero: Once you arrive

Superando la nostalgia

736

Estudiar en el extranjero es un compromiso muy importante, una experiencia incomparable no solo académica sino también personalmente. El valerte por ti mismo (tal vez por primera vez) y conocer otras culturas resulta una de las cosas que más pueden emocionarte cuando estas a punto de emigrar.

Generalmente los primeros meses son de adaptación a una nueva vida, una nueva escuela, nuevos amigos, nueva casa, estas primeras experiencias resultan la mayoría de las veces muy gratas. Apenas llegas  de tu país de origen y aún no sientes nostalgia, sencillamente es muy pronto, tienes la mente abierta y todo resulta lindo, distinto, pero emocionante a la vez.

Probablemente lo primero que veas en tu habitación cada mañana sea la bandera de tu país, que uses seguido la camiseta de tu selección de fútbol y que ya hayas encontrado  un pequeño grupo de amigos latinos con los cuales salir a pasear, experimentar con la nueva comida y los nuevos lugares; sientes que estas de vacaciones a pesar de que estas estudiando.

Sin embargo el momento de sentir nostalgia llega, algunas veces muy pronto, otras veces tarda un poco más, pero cuando notas esa añoranza por lo tuyo, e incluso te sientes fuera de lugar es importante que sepas que es totalmente normal. El sentirse ansioso, triste, nervioso y muchas veces preocupado forma parte de la experiencia.

En mi caso fue a partir del sexto mes que comencé a sentir que ya no estaba en casa, o que ahora mi casa era otra. Entre mis amigos latinos, las salidas de paseo, los cumpleaños a la venezolana, o encontrar con facilidad algunas comidas típicas de mi país, cuesta mucho más aceptar que en realidad te encuentras muy lejos de casa.

Sin embargo, ese momento llegó y no creo que por coincidencia se tratara del mes de diciembre; fue en ese momento, entre el frío y el no sentir el ambiente de una festividad latina, cuando pude ver algunas de las diferencias de las que no me había percatado antes entre los dos países. No ir a casa en esas fechas tan importantes resultó en ese momento muy difícil, salvo a algunos adornos en las calles se sentía como cualquier otro mes del año, es en ese momento donde los amigos sin duda representan una verdadera ayuda, son los que te dan el ánimo necesario para ver la situación como una experiencia más por aprovechar, el tratar de aprender más de la cultura del lugar donde te encuentras.

Viendo en retrospectiva la situación me di cuenta que lo mejor fue no viajar durante las festividades,  el retornar a casa muy pronto resulta a veces contraproducente, algunos de mis amigos que volvieron a sus países de origen, llegaron un poco desorientados, extrañando más su casa, o sintiendo que empiezan nuevamente de cero en tierras extranjeras. Cualquiera que sea el caso, lo importante es que la nostalgia pasa y más temprano que tarde vuelves a sentirte cómodo y adaptado.  

A pesar de que no podemos hacer nada para evitar sentirnos nostálgicos de vez en cuando, podemos tomar en cuenta algunos tips para disminuir el sentimiento de angustia y tristeza. Ten algunas de estas recomendaciones en cuenta en los momentos de nostalgia:

  • Busca apoyo. Busca a personas que entiendan por lo que estás pasando o estén sintiendo lo mismo, hablar sobre tus preocupaciones resulta de gran ayuda.

La mayoría de las universidades cuenta con programas de apoyo a los estudiantes extranjeros, en estos departamentos además de brindar ayuda en áreas académicas y jurídicas, cuentan con orientadores y psicólogos disponibles en caso de que necesites ayuda de un profesional.

  • Mantente ocupado. Participa en las actividades académicas que mas te gusten, inscríbete en un gimnasio, algún deporte o alguna clase extra que te resulte interesante, esto ayuda a olvidarse de los sentimientos de nostalgia y a hacer nuevos amigos extranjeros.
  • Llama a casa, gracias a las nuevas tecnologías es mucho más  fácil. Atrás quedaron los días de esperar las cartas por correo, con los nuevos programas de llamadas por internet puedes comunicarte con tus familiares y amigos cuando lo necesites y sin que implique gastar demasiado.
  • Escribe sobre tus experiencias. Algunos psicólogos recomiendan llevar una especie de diario donde puedas escribir acerca de tus experiencias; con las nuevas  redes sociales y blogs puedes comunicar a los demás tus impresiones, experiencias, además de compartir fotografías de los momentos gratos que estas viviendo.
  • Piensa positivo. Cuando te sientas nostálgico piensa en todas las experiencias gratificantes y emocionantes.

 

Recuerda que es importante aprovechar cada instante mientras estudies en el extranjero, organiza paseos y viajes con tus compañeros, a medida que conozcas otras ciudades e incluso países vecinos, disfrutaras más la experiencia y es más probable que no sientas nostalgia (por lo menos no tan seguido), trata de recordar siempre lo positivo, los motivos que te llevaron a seleccionar ese país y disfruta mientras aprendes cosas nuevas.

Buscar un curso

Selecciona un país
Por nivel de estudios*
SOBRE EL AUTOR