Información clave
Estudios en el extranjero: Once you arrive

Ellos te cuentan cómo fue la experiencia de estudiar en el extranjero

TESTIMONIOS
407

Dejar tu país con la intención de estudiar en otro por algunos meses o años no es una decisión fácil de tomar. Sin embargo, en la mayoría de los casos se trata de experiencias enriquecedoras que brindan la oportunidad de empaparse de conocimientos, cultura, amistades y buenos recuerdos. Te presentamos el testimonio de 3 venezolanos que emprendieron esta aventura en Australia y Canadá.

 

Karen Moreno, Melbourne, Australia

“Tomé la decisión de ir a estudiar a Melbourne, Australia una de mis pasiones: la música. Escogí el JMC Academy y el programa de Bachelor en Contemporary Music Performance. Mi experiencia ha sido genial, el país tiene una alta calidad de vida. Cualquiera que trabaje puede vivir bien, incluso los trabajos más simples como limpiar o ser mesonero. La gente australiana es muy amigable. Es un país caro, pero si trabajas, tienes dinero suficiente para tus necesidades y algunos lujos”.

 

Oliver Matas, Melbourne, Australia

“Me vine de Venezuela a estudiar en el  RMIT University un Master en Manufacturing Engeneering. Mis recomendaciones son mudarse a un lugar cerca de la cuidad al menos para empezar. Si no puedes pagarlo, lo ideal es vivir cerca de una estación de tren. Esto hace la diferencia en Melbourne. Otras recomendaciones son buscar un trabajo en ‘Hospitality’ apenas llegas al país. Esto se trata de ‘servicios a la gente’, es decir, restaurantes, cafés, bares, limpieza, etc… Una vez que tienes dinero suficiente para pagar tus cuentas y estabilizarte, podrás buscar trabajo en tu área, aunque tienes que saber que solo puedes trabajar 20 horas a la semana porque así lo indica la visa de estudiante. Eso es un impedimento si vienes con el deseo de trabajar como profesional, porque ninguna empresa quiere a alguien medio turno”.

 

Mariana Aguilar, Victoria, Canadá

“En 2013 me fui a estudiar inglés a Victoria, la capital de Columbia Británica, que es la segunda ciudad más poblada de la provincia después de Vancouver y está situada en el punto sur de la Isla de Vancouver en Canadá. Estuve allí durante 6 meses y realicé dos cursos intensivos de inglés en la Universidad de Victoria en el English Language Centre. Viví con dos familias canadienses. Tomar la opción de vivir en homestay fue definitivamente la mejor, porque al convivir diariamente con personas nativas, que no hablan sino solo inglés me permitió practicar el idioma. Las familias tenían niños pequeños, así que en la primera tuve una buena experiencia porque interactuaba mucho con ellos y me incluían en sus juegos, conversaciones, salidas, etc. Eran muy amigables y dulces. En la segunda no fue tan buena la experiencia porque los niños eran más pequeños y se despertaban en la madrugada llorando y no les permitían jugar con los estudiantes. Los padres eran súper cerrados y no tan amistosos. Así que si alguien quiere quedarse con una familia que tenga niños es mejor que les gusten mucho. Para mí, Victoria es como ‘la ciudad de las maravillas’ porque es un lugar muy tranquilo, rodeado de naturaleza. Te sorprende porque cuando caminas por las calles ves conejos, ciervos (venaditos). Además, es una ciudad muy organizada. El sistema de transporte funciona muy bien, para mí perfectamente. Es posible trasladarse fácilmente adonde se quiera ir porque tiene horarios y rutas programadas a toda hora. Hay precios preferenciales para estudiantes, así que se gasta menos. La Universidad de Victoria es reconocida en la ciudad y tiene todas las comodidades para los estudiantes.  Es una muy buena opción porque los costos de manutención son más bajos en comparación con otros destinos de Canadá. Simplemente en Victoria puedes encontrar una vida soñada”.

 

 

 

Buscar un curso

Selecciona un país
Por nivel de estudios*
SOBRE EL AUTOR

TESTIMONIOS

Licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo (UCAB, Venezuela). Tesista de la Maestría en Comunicación Organizacional (UCAB. Venezuela). Interesada en viajes, gastronomía y producción editorial.