Información clave
Estudios en el extranjero: Once you arrive

Divertidos errores al hablar otro idiomas

Errores de idioma
412

Cuando aprendemos otra lengua, es importante sumergirse en el medio ambiente donde es utilizada. ¡Respira profundo y se valiente! Lánzate a las calles y trata de comunicarte con los lugareños… Aunque será inevitable cometer ciertos errores que generen sonoras carcajadas a tu alrededor.

Y como nadie es perfecto, a continuación conseguirás una serie de divertidas equivocaciones que hemos recopilado del sitio Web www.forum.wordreferences.com. Recuerda, de los errores también se aprende…

 

·         En Irlanda, una vez llamé a mi marido "nevera de mi corazón". La palabra irlandesa para refrigerador es "cuisneoir" (KUSH-ni) y la palabra irlandesa para "vena de mi corazón" (un término cariñoso común, como "querido" en inglés) es "cuisle chroi mo" (KUSH -la HREE mo). Otra expresión de cariño es "stor" (mi tesoro). Me confundí con los términos "cuisle" y "stor", pues suenan como "cuisneoir", que es refrigerador. A partir de ese momento, se convirtió en una tradición familiar llamar a los demás "refrigerador de mi corazón" en nuestra casa.

 

·         En español, la palabra "preservative" se traduce como "aditivo" o “conservador”; mientras que un “preservativo” es un “condón”. Cuando estaba aprendiendo a hablar español, yo tan rubia y con el típico aspecto anglosajón, fui a una cafetería y pedí “un jugo de naranja sin preservativo, por favor”; o lo que es igual a “un jugo de naranja sin condón, por favor”.

 

·         Cuando estudiaba en Madrid, tuve un compañero en la universidad que aún no hablaba bien español, y en lugar de decirme que amaba los duraznos; me confesó que amaba los desnudos. Tuve que explicarle el significado de ambas palabras y terminamos riendo hasta las lágrimas.

 

·         En un mercado en Kenia, intentaba explicar que vendía ropa usada (“mtumba”, en el idioma local), pero en lugar de eso dije que vendía intestinos (“matumbo”). Primero me veían con cara extraña, y luego soltaban la risa.

 

¿Tienes alguna anécdota parecida que quieras compartir? ¡Comenta este artículo!

 

Artículos y enlaces relacionados:

Cursos para estudiar Lenguas en el exterior

¿Ser bilingüe te hace más inteligente? La importancia de aprender otro idioma

Buscar un curso

Selecciona un país
Por nivel de estudios*
SOBRE EL AUTOR

Errores de idioma

Licenciada en Comunicación Social, mención Comunicaciones Publicitarias.