Información clave
Estudios en el extranjero: Noticias recientes

San Valentín para estudiantes: mantener la llama del amor en la distancia

ENAMORADOS
363

Los estudios en el extranjero pueden ayudar a cumplir metas personales y profesionales. Pero en el aspecto amoroso pueden convertirse en un obstáculo para algunos. Sin embargo, hay formas de sobrellevar una relación a distancia y tres parejas te cuentan cómo lo hicieron, a propósito del Día de los Enamorados.

 

1. Pronto reencuentro: Ariana Guevara y Zvonimir Ilovaca

“Mi novio se vino a España en agosto de 2014. En principio, vino a estudiar fotografía en una escuela en Madrid llamada Efti. Estuvimos separados 5 meses. Yo llegué en enero de 2015 a la misma ciudad, vine a estudiar un Máster en Gobernanza y Derechos Humanos en la Universidad Autónoma de Madrid. La verdad es que no fue demasiado traumático porque fue poco tiempo, pero sí fue un cambio importante para nosotros. En Venezuela siempre estábamos juntos y nos veíamos prácticamente todos los días después del trabajo. Él decidió irse primero que yo y eso me afectó un poco. De hecho, pensé que lo estaba haciendo para huir de mí (risas). Ese era un plan que teníamos los dos de venirnos a España, pero él se apresuró y compró el pasaje antes de que a mí me salieran mis papeles. Quizás por eso fue un poco problemático al principio. Lo que hice cuando finalmente viajó fue cargarme de trabajo para no pensar ni extrañarlo, aunque igual me hacía mucha falta. Me apoyé en mi familia y en mis amigas. También lo bueno es que con la tecnología uno siempre está en contacto. La recomendación en estos casos creo que sería mantener el contacto siempre, así sea para contarse cosas tontas. Nosotros nos contábamos todo, todo. Y lo otro que es importante es confiar y dejarle espacio al otro. Algo positivo también es tratar de poner rutinas. Por ejemplo, nosotros hablábamos por Skype todos los sábados, y entre semana nos decíamos siempre los buenos días por Whatsapp, hablábamos durante el día y luego nos despedíamos”.

 

 

2. Esperando volver a verse: Valentina Ruiz Leotaud y Arnaldo Espinoza

En 2013 fui seleccionada para estudiar la Maestría en Periodismo de la Universidad de la Columbia Británica, en Vancouver, Canadá. Salí de Venezuela el 28 de agosto de ese año. Para mí, no hubo selfies ni nada de eso con la obra de Cruz-Diez en el aeropuerto de Maiquetía. Yo sabía que lo que me venía era duro, pero ha sido 100 veces más difícil de lo que yo me imaginaba. Para ese entonces, ya tenía cinco años de novia con Arnaldo. Pensábamos que el reencuentro iba a ser pronto, pero no... Trimestre tras trimestre Cadivi (comisión que asigna divisas a estudiantes venezolanos) se retrasó y, por lo tanto, mientras estudiaba nunca pude viajar. De hecho, nunca pude darme ni el lujo de tomarme un café en la calle pero, bueno, esa es otra historia. Por otro lado, en Venezuela, la inflación seguía creciendo y entre eso y la escasez de pasajes, a Arnaldo se le ha hecho imposible venir a visitarme. Total, que llevamos exactamente 898 días separados. A diferencia de muchas personas que se van a estudiar al exterior, yo no vengo de una familia pudiente y lo mismo ocurre con él, así que para nosotros ‘hacer el esfuerzo’ de reencontrarnos implicaría sacrificar trabajos y la mayor parte de nuestros ahorros.  Honestamente, ha sido lo más duro que he hecho en mi vida. Lo hemos sobrellevado gracias a que nos tenemos confianza y la tecnología. Todos los días nos vemos y hablamos por Skype. Y cuando digo todos los días, lo digo literalmente. A veces dejamos el streaming corriendo mientras hacemos actividades diarias, como cocinar, limpiar la casa o trabajar en la computadora, de modo que nos sentimos acompañados. Evidentemente, la gente nos llama de tontos para abajo pero, bueno, nosotros no perdemos la esperanza. Y, en cuanto a consejos, pues yo diría que cada situación es única. Sin embargo, por mi experiencia, pienso que la única manera de sobrellevar esto es teniéndose confianza, conversando las cosas y haciendo oídos sordos a lo que te dicen los demás”.

 

 

 

3. La tecnología como aliada​: Stefano Scirgalea y Gabriela Tovar

“Luego de graduarse de la universidad, Gaby decidió ir a Washington, Estados Unidos, durante 8 meses a hacer un curso de inglés. Fue fácil comunicarnos vía Skype o Whatsapp y optamos por hacernos una especie de itinerario que nos obligada a conectarnos para vernos la cara y oírnos, generalmente 2 o 3 veces por semana. Además, cuando yo visitaba a su mamá, la videollamada era casi que obligatoria para que nos viera y eso la ayudaba mucho para sobrellevar el tema de estar sola, a pesar de que vivía en casa de un host, que siempre se portó genial con ella. Por esto cuando Gaby se fue a Bogotá en diciembre de 2014, a hacer su Especialización en Bacteriología ya estábamos entrenados y lo más difícil esta vez fue hacer que el itinerario que antes nos había funcionado pudiese aplicarse, pues yo estaba en plena etapa de tesis y trabajando 8 horas al día, sin contar los freelance que salían de vez en cuando y ella tenía clases en la tarde, en horarios que la mantenían en la universidad hasta las 8 o 9 de la noche. Pero en general el uso de redes sociales era lo que nos mantenía unidos, una foto de los dos, un comentario siempre ayudaron a hacer la cosa más llevadera, también el hecho de que su mamá viajaba regularmente a verla le permitía mandarnos detalles y hacernos sorpresas. Ella vino a Caracas en 2 oportunidades y yo viaje una vez para allá, cosa que alimento muchísimo nuestra relación, en conclusión, todas estas acciones, sumadas a la experiencia de 2 separaciones nos mantuvo y mantiene unidos después de 8 años de relación. Mi consejo es que la más mínima manifestación, bien sea un comentario en alguna red social, un mensaje de buenos días, publicar alguna foto de la pareja y si puede hacerse el esfuerzo de dedicar al menos una hora para conversar por videollamada, ayudan enormemente a mantener el lazo saludable y haga llevadero. También el hecho de entender que muchas de las peleas se generan por el hecho de extrañarse es de gran ayuda para evitar que estas le sumen otra dificultad al hecho de tener una relación a distancia”.

 

 

Buscar un curso

Selecciona un país
Por nivel de estudios*
SOBRE EL AUTOR

ENAMORADOS

Licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo (UCAB, Venezuela). Tesista de la Maestría en Comunicación Organizacional (UCAB. Venezuela). Interesada en viajes, gastronomía y producción editorial.