Información clave
Estudios en el extranjero: Noticias recientes

La falta de mano de obra calificada en Latino America

520

Uno de los temas que Pro Universitarios tocó en la reciente entrevista con la economista uruguaya y Directora Ejecutiva de Endeavor Uruguay, Laura Raffo (a ser publicada en la edición de marzo) fue la falta de personal capacitado en Uruguay. Al respecto, Raffo comentaba: “La tasa de desempleo bajó en enero a un poco menos del 5%. La gente desocupada que queda en el mercado es gente que no se supo reconvertir y que no tuvo la calificación necesaria para ocuparse. La falta de mano de obra es hoy una restricción muy importante.” Son palabras que alegran por un lado y preocupan por otro, ya que esta situación obstaculiza el crecimiento en varios sectores de la industria nacional.

La ausencia de recursos humanos capacitados no es una realidad únicamente a nivel nacional, sino en todo el continente latinoamericano, que según recientes informes supera en oferta laboral a Europa y Estados Unidos. Mientras los récords de desempleo en Europa van desde el 13.6% (Portugal) al 22.9% (España), las cifras de algunos países de América Latina son muy inferiores en este sentido, pues Brasil, Chile y Uruguay tienen sus récords de desempleo en el entorno del 6%. Estas cifras hablan de un crecimiento económico importante, y no únicamente el que responde a sistemas políticos y económicos responsables, sino también al carácter innovador de muchos empresarios que supieron diseñar proyectos rentables y encontrar un lugar para ellos en el mercado, sobre todo en el campo de tecnologías de la información, un sector relativamente nuevo de la industria que crece y se afianza cada día más. Es justamente en este rubro donde pega más la carencia de mano de obra calificada. En este sentido, Uruguay se ha ido convirtiendo progresivamente en un fuerte exportador de software y servicios de tecnología, sin embargo las exportaciones desde matrices ubicadas en territorio nacional corren el peligro de estancarse si no se encuentra personal capacitado rápido.

Esta necesidad de nuevos talentos ha provocado un aumento de los ingresos de la población uruguaya, que al incrementar la demanda, tuvo un papel decisivo en la inflación que vive en el país. Según dicen fuentes oficialistas, se prevé crear 25.000 puestos de trabajo nuevos para 2012. ¿Una buena noticia? Sin dudas. Pero también es parte de una situación que merece ser analizada en profundidad.


Qué hacer al respecto.

El incremento de la oferta laboral en nuestro continente ha de mirarse con ojos optimistas y al mismo tiempo con una cuidadosa reflexión; más que nada en cuanto a la responsabilidad que implica para el futuro trabajador elegir buenos medios de capacitación académica hoy por hoy. Es necesario promover en toda América Latina una verdadera profesionalización en distintos rubros tanto desde las instituciones educativas públicas y privadas como desde el individuo mismo. Y para que esto tenga un verdadero efecto, hay que empezar por entender que “profesionalización” no es estrictamente igual a “graduación” o “título universitario”. Por supuesto que la formación académica juega un papel clave en el desarrollo profesional, pero no es el final del camino y cualquiera que crea que los estudios académicos bastan por sí solos para estar preparado, es sencillamente ingenuo.

Si realmente se pretende ser parte de las oportunidades que se avecinan y sacar provecho de un buen momento como el que vive Latinoamérica hoy, se hacen imprescindibles las instancias de aprendizaje práctico, la investigación personal, la colaboración con pares y el forjamiento y buen uso de una red de contactos. Solo a través de esas herramientas, el descubrimiento de nuevas capacidades y el desarrollo de un buen criterio profesional, se puede estar listo para dar batalla en tiempos como los que se vienen y ser parte de esta nueva era.

 

Escrito por: Prouniversitarios en colaboración con Hotcourses América Latina.

Buscar un curso

Selecciona un país
Por nivel de estudios*
SOBRE EL AUTOR