Información clave
Estudios en el extranjero: Guías de destinos

Las 5 Preguntas más comunes sobre estudiar en el extranjero

772

¿Cómo enfrentar el hecho de dejar atrás a la familia y los amigos por una nueva aventura en otro país?¿Qué retos enfrentaré?¿Valdrá la pena? Estas y otras inquietudes revolotean en las cabezas de quienes toman la decisión de estudiar en el extranjero. Lo único claro en la mente, es el objetivo de obtener un título universitario; y una vez superada la meta, es posible mirar hacia atrás y ser capaz de ayudar a otros que están a punto de emprender el mismo viaje.

 

Pregunta No. 1: ¿Seré capaz de enfrentar las disparidades de enseñanza?

En los sistemas educativos del Reino Unido y Estados Unidos, sobre todo a nivel de postgrado, debes esperar una aproximación académica más interactiva y práctica que la experimentada durante tus estudios de pregrado en tu país de origen. Esto podría generar gran impacto en aquellos estudiantes que no se hayan preparado con antelación.

 

Es muy importante que transmitas cualquier duda o dificultad que experimentes. Los canales de comunicación entre profesores y estudiantes son muy abiertos, pues ellos están allí para ayudarte. Así que déjales saber todas tus inquietudes y temores, recuerda que pagas por tu educación, y debes asegurarte de recibir el mejor servicio posible.

 

Lee: ¿Cómo crear un plan de estudios exitoso?

 

Pregunta No. 2: ¿Cómo será la ciudad en la que estudiaré?

Desde bulliciosas calles de cualquier gran urbe como Londres, hasta espacios amplios y abiertos como los campos australianos; es imposible determinar con exactitud qué clase de ambiente citadino encontrarás. Es importante conocer con antelación el campus universitario y el sitio donde vivirás. Muchos alumnos buscan que la universidad se encuentre en el corazón de la ciudad, pero la mayoría de las veces resulta desalentador al darse cuenta de lo costoso que puede resultar vivir en el centro, aunque sea en residencias estudiantiles. Investigar un poco te permitirá tener una idea de lo que pagarás por hospedaje, comida y entretenimiento.

 

Pregunta No. 3: ¿Cómo me moveré por la ciudad?

Una vez que hayas indagado aspectos claves del lugar que será tu hogar, chequea los medios de transporte disponibles. Algunas ciudades como Amsterdam, Cambridge y muchas otras en Australia y Nueva Zelanda son amigables con los ciclistas; así que sería una gran opción comprar una bicicleta (puede ser de segunda mano), lo que te permitirá ahorrar tiempo y dinero, además de hacer ejercicio.

 

Asimismo, siempre tendrás la alternativa de usar el servicio público: autobuses, tranvías y/o trenes. Sólo asegúrate de conocer las tarifas y la disponibilidad de descuentos y pases para estudiantes, pues al entender cómo funciona el sistema de pago ahorras dinero.

 

Pregunta No. 4: ¿Tendré buenas relaciones con mis compañeros de clases?

No cabe la menor duda de que las universidades alrededor del mundo se han convertido en los lugares más cosmopolitas del planeta. No necesitas estar en el medio de Times Square, en Nueva York, para darte cuenta de que tienes la misma posibilidad de estudiar con alguien proveniente de Estados Unidos que de Mongolia. Por lo tanto, acostumbrarte a tan amplio rango de personalidades y culturas puede ser un poco difícil.  

 

Sin embargo, debes recordar que todos tienen algo en común: son estudiantes universitarios. Juntos comparten un tema en común, un lugar en común y muchos otros intereses posibles. Ser curioso acerca de los antecedentes de tus compañeros de estudios te puede ofrecer un vistazo hacia nuevas culturas, lugares y sabores que no conocías.

 

Pregunta No. 5: ¿Seré capaz de lidiar con la nostalgia?

Lo más importante a la hora de enfrentar la nostalgia, es recordar que estás estudiando en el extranjero para cumplir una de tus metas. Aplicaste, presentaste exámenes, pagaste una matrícula, trabajaste duro para llegar hasta el lugar donde te encuentras. No es sencillo renunciar a todo esto. Tienes que ser fuerte y tratar de mantener tu mente enfocada en el logro de tu objetivo: obtener un título universitario en otro país y trabajar en lo que siempre has soñado.

 

Rodéate de buenas personas: tus amigos te ayudarán a mantenerte a flote y a alejar las tristezas. Antes de irte al extranjero, mete en tu maleta cualquier objeto familiar que te haga sentir en casa. Habla con consejeros universitarios acerca de tus sentimientos.

Buscar un curso

Selecciona un país
Posgrado
SOBRE EL AUTOR

Licenciada en Comunicación Social, mención Comunicaciones Publicitarias.