Información clave
Estudios en el extranjero: Proceso de aplicación

Métodos alternativos de estudio para lograr el éxito académico.

métodos de estudios para salir bien en los exámenes
1110

Muy a menudo, las palabras “revisión” o “estudiar” te llevan a pensar en cómo descifrar los garabatos que hiciste al intentar tomar notas durante esa conferencia que, en algunos momentos, te resultó incomprensible; o en las infinitas páginas que posee el documento en archivo PDF que te envió el profesor. Quizás ambas alternativas constituyan las dos formas más inspiradoras para internalizar la información recibida, y tu estado de ánimo influye de manera determinante en el proceso de aprendizaje. Además, no todas las personas aprenden de la misma forma: Hay quienes, sin el menor esfuerzo, tienen la capacidad de leer un texto y memorizarlo; mientras que otros responden mejor a métodos más interactivos.

 

Son muchos los factores involucrados, como el ambiente de estudio y hasta nuestros propios cuerpos; lo cierto es que el reto es encontrar la metodología más adecuada que te permita obtener buenas calificaciones y graduarte con honores. A continuación, encontrarás una serie de sugerencias al respecto:

 

Conviértete en vampiro

Algunos encuentran que sentarse todo el día en un escritorio, viendo pasar el sol a través del cielo, es una manera poco productiva de estudiar. Sobre todo si se trata de un día con clima agradable, como ocurre en el período de exámenes en época de Primavera/Verano; cuando lo menos que te pasa por la cabeza es perderte la diversión por dedicarle tiempo a los libros. Si estás atravesando por una larga etapa de estudios ininterrumpidos, intenta revertir tus hábitos para dormir. Las noches suelen ser más tranquilas, y muchas personas se sienten repletas de energía luego de haber comido. Además, convertirte en una suerte de “recluso” y estudiar a solas durante la noche disminuirá tu preocupación, sobre todo si te comparas con otros que no se despegan de sus apuntes y textos académicos.

Otro tip es activarte apenas despiertes cada mañana, más aún si lo haces temprano debido al estrés generado en época de evaluaciones. Mantén tu material de estudio cerca de la cama, con tablas abiertas en la computadora o tableta para visualizarlas de inmediato. Quizás si te das un baño, te cambias y preparas el desayuno; perderás enfoque y concentración, además de que comenzarás a preocuparte. En cambio, revisar la materia que debes estudiar apenas abras los ojos, aunque sea para echar un vistazo, te ayudará a memorizar y aprender más.

 

Diversifica tu lista de música

Una de las causas por las cuales muchas personas no pisan una biblioteca, es el silencio sepulcral que la caracteriza; pues prefieres que alguien rompa la tensión, y elimine esa sensación de que el tiempo pasa increíblemente lento dentro de esas cuatro paredes. La música puede hacer ese efecto, pero no precisamente los “himnos” de heavy metal o las trompetas bulliciosas a las que estás acostumbrado. La música instrumental, como por ejemplo las bandas sonoras de algunas películas, no generan distracción alguna y pueden estimular el cerebro de forma positiva. Revisa la música de La Red Social (The Social Network), pues constituye una excelente opción. El hip hop y el rap también funcionan, pues sus ritmos son lo suficientemente enérgicos para que puedas escribir y concentrarte. Trata de no incluir en tu lista de temas para estudiar, canciones con letras que eviten tu concentración. El volumen también es un factor importante, a lo mejor sólo necesitas un nivel de audio que rompa el silencio dentro de la habitación.

 

Recompensa tu esfuerzo

Después de realizar un trabajo duro, es obvio que mereces un premio. Cuando estás estresado por las próximas evaluaciones, cualquier pequeña cosa gratificante que hagas para ti hará la diferencia. Sin embargo, otros prefieren recompensarse de antemano, para luego dedicarle tiempo y esfuerzo a sus metas. Esto puede ser un tanto peligroso, si te acostumbras a mimarte, una y otra vez, antes de alcanzar el objetivo planteado. Si conoces las fechas de los exámenes con antelación, organiza un pequeño viaje o unas mini vacaciones justo antes de empezar a estudiar; para garantizar que estés completamente relajado para el estresante período por venir.

También funciona que, tras una larga jornada de lectura y prácticas, te sientes en la noche a disfrutar de un episodio de tu serie de televisión favorita; pero procura que sea un programa conocido, porque si se trata de un nuevo show y te “atrapa” el drama, querrás verlo todos los días y se puede convertir en un factor de distracción en momentos cuando debes estar completamente enfocado en sacar buenas calificaciones.

 

Regresa al lápiz y al papel

El método tradicional de escribir en una libreta o cuaderno los aspectos más importantes que debes estudiar, sigue teniendo validez y eficacia. Además, te mantiene alejado de Internet; pues, en lugar de concentrarte en un archivo específico, es usual que caigas en la tentación de abrir páginas que no tienen nada que ver con la academia, como Facebook o Twitter, por ejemplo. Trata de desconectarte un poco de la tecnología, y una vez que hayas culminado los exámenes, puedes retornar a las redes sociales.

 

Artículos y enlaces recomendados:

 

Consejos para terminar exitosamente el año académico

Programas Académicos de universidades del exterior.

Becas de estudios en el extranjero.

 

Buscar un curso

Selecciona un país
Posgrado
SOBRE EL AUTOR

métodos de estudios para salir bien en los exámenes

Licenciada en Comunicación Social, mención Comunicaciones Publicitarias.

Dale un vistazo...