Información clave
ESTUDIOS EN EL EXTERIOR : Perspectivas profesionales - Debes leer:

¿Es beneficioso combinar trabajo y estudio?

8053

Estudiar a tiempo completo podría ser comparable con una jornada laboral entera, pero sin el beneficio de la paga. Sin embargo, trabajar y estudiar al mismo tiempo no es algo tan terrible. Viendo el lado positivo, a los estudiantes extranjeros en Estados Unidos sólo se les permite trabajar hasta 20 horas semanales, usualmente dentro de la misma universidad, si estudian a tiempo completo. La estudiante internacional Ashley Murrell ofrece los pros y los contras de trabajar mientras se estudia en USA.

Pros:

Trabajar y estudiar a la vez es perfectamente factible y se obtienen grandes beneficios al hacerlo. No sólo porque el estudiante consigue una entrada extra de dinero, sino también porque adquiere una valiosa experiencia laboral, además de habilidades para llevar a cabo múltiples tareas, organización y herramientas para comunicarse con distintos niveles de personal. Este tipo de destrezas son difíciles de alcanzar si sólo te dedicas a estudiar. No es imposible, pero está comprobado que los estudiantes que trabajan medio tiempo adquieren experiencia profesional en un ambiente de trabajo. Incluso esto puede llegar a influir en cartas de recomendación y futuras aplicaciones para estudios de postgrado. Aunque tenga restricciones y sólo se le permita trabajar en el campus, es una gran oportunidad.

Cuando trabajas en la universidad, tienes la posibilidad de escoger el área que más te interesa. Además, por lo flexible del horario, es más favorable que un empleo fuera del campus; y en los mejores casos hasta puedes estudiar mientras trabajas (por lo general, en una biblioteca).

Si el estudiante tiene las opciones de trabajar o no durante su carrera, debe saber que elegir trabajar le proporcionará excelentes habilidades para después de su graduación.

Contras:

Siempre existe un contra para cualquier situación. Puede constituir un reto para estudiantes que buscan obtener un grado intensivo, pues se sentirían presionados no sólo por lograr un buen desempeño en los estudios, sino también por obtener más recursos que podrían utilizar para cubrir sus necesidades. Para los estudiantes extranjeros, el permiso para trabajar solamente dentro del campus puede causar el problema de no poder aceptar empleos mejor remunerados fuera de la universidad. A pesar de que trabajar en el campus puede garantizar tiempo libre durante el día para dedicarlo a los estudios, muchas veces obliga a ocupar las noches, sobre todo en períodos de inscripciones.

Asimismo, los estudiantes internacionales sólo pueden trabajar hasta 20 horas a la semana durante el período de clases, lo que constituye un obstáculo si se necesita ganar más dinero. Tanto en vacaciones como en el verano, se les permite trabajar tiempo completo hasta por 40 horas semanales, pero muchas veces esas semanas extra no son suficientes y se sacrifica el tiempo de descanso.

Conclusión:

Tener la facilidad de trabajar mientras se estudia es un gran beneficio, pero viene acompañado por una serie de desafíos personales. Lo más importante es recordar que trabajar en el campus es una opción y puede ser considerada como una oportunidad sólo si se logra compaginar con los estudios. Como siempre, los estudios son lo primero.

Buscar un curso

Selecciona un país
Pregrado
SOBRE EL AUTOR

Licenciada en Comunicación Social, mención Comunicaciones Publicitarias.