Información clave
Estudios en el extranjero: Before you leave

Estudiar un posgrado en el extranjero cuando tienes hijos sí es posible

ESTDUIAR CON FAMILIA
586

Hay metas personales y profesionales, sin embargo, no tienen por qué obstaculizarse entre sí. Si tus hijos llegaron antes de que pudieses completar tus estudios de posgrado o de cuarto nivel, no te sientas frustrado. Es posible continuar tu desarrollo académico a la par de tu vida familiar, incluso existen becas que contemplan parte de la manutención de tu núcleo. A continuación algunos consejos y un testimonio que puede ayudarte a tomar la decisión.

 

1. Evalúa profundamente la decisión: aunque hayas sido un estudiante destacado en pregrado, tendrás que enfrentar una serie diferente de dificultades en el posgrado. Las dificultades claramente variarán dependiendo del programa que elijas y debes considerar que tus remuneraciones y paquetes de financiación variarán después de la titulación. Por esto te aconsejamos, realizar una investigación y averiguar todo sobre el paso que estás dando.

 

2. Define claramente tus objetivos: conoce tus razones para inscribirte en un posgrado e investiga bien acerca de las oportunidades que tendrás después de cursarlo. No asumas que un doctorado o máster te ayudarán a conseguir un trabajo maravilloso.

 

3. Consulta tus planes con tu pareja. Es de gran importancia que discutas con tu esposo o esposa acerca de las dificultades que puede involucrar esta decisión. Para la mayoría de las personas con familias, comenzar un programa de posgrado implicaría que tendrá que mudarse, renunciar a un trabajo, generar un nuevo presupuesto, realizar disposiciones nuevas para los cuidados infantiles y reevaluar la división de las labores del hogar. Estos son procesos principales que podrían cambiar tu vida, así que discútelos abierta y honestamente.

 

En los zapatos de una familia

Isabel de Rodríguez, madre de familia venezolana, cuenta la experiencia de irse a vivir al Reino Unido por la decisión de su esposo de iniciar sus estudios de posgrado de Derecho en Comercio Internacional, en la Queen Mary University of London entre septiembre de 2015 y septiembre de 2016. “Él siempre había querido estudiar en Europa, por eso empezamos a evaluar opciones a pesar de ya tener dos hijos. Aplicó a una beca y quedó seleccionado”, explica.

 

El financiamiento que encontraron cubría sus estudios por un año, pero contemplaba solo la manutención individual y no familiar. “Sacando la cuenta concluimos que era una inversión porque nuestros ahorros nos podían ayudar con la manutención mía y de nuestros dos niños durante este tiempo y la ayuda que estaba obteniendo le dará la oportunidad de cursar un programa de altísimo nivel”.

 

Isabel cuenta que mudarse con niños es un proceso complicado. Por eso procuraron buscar opciones de alojamiento que fueran convenientes para la familia entera. “Cuando vienes con hijos cambia el panorama completamente, porque no puedes compartir vivienda con nadie, por ejemplo. Sin embargo, después de hacer una amplia búsqueda dimos con dos o tres opciones que ofrecían oportunidades para familias enteras”, dice.

 

Entre ellas destacan International Student House y Zebra. Lo ideal con niños es conseguir una residencia que valore mucho la multiculturalidad, tenga apartamentos grandes, club de padres, salón de juegos y distintas actividades para los niños, por ejemplo.

 

A continuación, una serie de consejos de Isabel para llevar de manera exitosa la mudanza de la familia al exterior bajo estas circunstancias:

 

  • No subestimar a los niños más pequeños. Contrario a lo que se cree, los niños de corta edad no necesariamente se adaptan más rápido a los entornos. Hay que reforzar el hecho de que su ambiente cambiará y ayudarlos a asimilar la nueva etapa.

 

  • Llevar los controles de vacunas traducidos al inglés e investigar cómo es el tema médico en el país de destino. En Inglaterra, por ejemplo, los médicos generales no cobran ni consultas ni vacunación.

 

  • La clave es buscar mucho en Internet. Usar Google Earth puede orientarte sobre el lugar al que te mudarás y visualizar los servicios o atracciones que tendrás cerca para los niños.

 

  • Estudiar el clima es importante con los niños pequeños. Se enferman más en países gélidos, por ejemplo.

 

  • No dejar que los niños sean una camisa de fuerza al momento de aprovechar la ciudad donde estés. Si el posgrado implica vivir en otro país, aprovecha la oportunidad de conocer y pasear. Es parte de la experiencia.

 

  • Coordina el tema académico con los niños en casa. La dinámica es complicada, pero se puede hacer. A pesar de que se debe colaborar con quien asuma el rol de cuidarlos mientras la pareja estudia, hay que evitar que los pequeños afecten el tiempo de estudio para que se puedan alcanzar los objetivos propuestos al tomar la decisión.

 

  • Tomar en cuenta siempre que tener hijos te complica el panorama y cambia la experiencia, pero no es un impedimento.

 

 

 

Buscar un curso

Selecciona un país
Por nivel de estudios*
SOBRE EL AUTOR

ESTDUIAR CON FAMILIA

Licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo (UCAB, Venezuela). Tesista de la Maestría en Comunicación Organizacional (UCAB. Venezuela). Interesada en viajes, gastronomía y producción editorial.