Información clave
Estudios en el extranjero: Before you leave

Compaginar agricultura y sustentabilidad es una prioridad para México

1896

Para diversos científicos es urgente instaurar una política en México que haga posible la convivencia de la conservación de la biodiversidad con los campos agrícolas en la producción de alimentos para la población y desde un principio dirima los conflictos de ampliación de los campos de cultivo, el derribo del arbolado, la fragmentación de la flora y fauna, entre otros aspectos; para de esta forma paliar el abasto de alimentos como el combate al cambio climático.

 

En relación a esto, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) lleva a cabo una investigación para examinar las sinergias entre la agricultura y el medio ambiente para evitar la fragmentación del paisaje que separa a las especies animales en unidades pequeñas y las hace susceptibles a la extinción. Según la UICN, actualmente casi la mitad de las áreas naturales protegidas (ANP) del mundo están en regiones donde la agricultura hace un uso importante de la tierra y la producción de alimentos, la cual tendrá que aumentar en las próximas décadas para mantener la demanda de alimentos que se prevé aumente en 50 ó 60% al 2030. Así la UICN promueve la ecoagricultura.

 

Por dicha razón, catedráticos mexicanos opinan que debe copiarse y aprender de la experiencia europea ya que en la actualidad este tipo de proyectos es muy poco existente en México.

 

Por ello, se busca que la ecoagricultura, que consiste en sistemas de uso de la tierra administrados tanto para la producción agrícola como para la conservación de la biodiversidad silvestre subsane los grandes contrastes que se presentan entre los productores agrícolas de países en desarrollo; entre aquellos que viven en pobreza, la falta de  tecnología y padecen de graves sequías que se presenta actualmente en suelo mexicano y conlleva a provocar pérdida de biodiversidad al usar más tierras y recursos en la producción de sus parcelas.

 

Por tal situación, en naciones como Alemania se desarrolla de forma experimental la creación de franjas verdes en los sistemas de cultivo, es decir, franjas sin podar, sin destruir su flora natural que se localizan en medio de grandes extensiones de plantíos, ocupando el 5% de la extensión de los campos.

 

Para la UE, este prototipo de convivencia de la biodiversidad y agricultura deberá conllevar un reajuste en la distribución de subsidios agrícolas que supera enormemente a los apoyos de conservación de la biodiversidad, política que México pudiera replicar y que lamentablemente no ha aplicado, más que puede ser copiado apoyándose en diversos programas de intercambio, como se tiene con uno de los integrantes de la UE como es Francia y el gobierno federal de México, cuyos apoyos oscilan arriba de los 700 millones de euros y que pueden dar la oportunidad de no sólo proteger a la biodiversidad sino de dar cabida a proyectos como es la ecoagricultura. 

 

Cabe mencionar que la UE en la actualidad tiene dos proyectos de cooperación que de forma indirecta benefician al desarrollo de una agricultura sustentable en México. Por un lado, el proyecto Oxfam México/Rostros y Voces en el sur y sureste del país, destinado a cerca de 500 productoras rurales de comunidades marginadas, con especial atención a grupos de mujeres campesinas, indígenas y jóvenes. Por otro lado, el proyecto REDD+ (Reducing Emissions from Deforestation and Forest Degradation), LAIF (Latin American Investment Facility) , con una bolsa de 2 millones de euros.

 

Al respecto en entrevista con este reportero, Margarida Matias, Experta de temas cambio climático en la Delegación de la Unión Europea en México, “la agricultura ecológica procura minimizar el impacto humano en el medio ambiente, mientras se asegura que el sistema agrícola funcione de la forma más natural posible; la UE fomenta el uso de estas técnicas entre sus Estados Miembros. Sin embargo estas no son obligatorias para los agricultores europeos y además se cuenta con incentivos para los que favorezcan la agricultura ecológica (tenemos en este momento un presupuesto de 20 billones de euros para el periodo de 2007 – 2013)”, subrayó.

 

Para la investigadores europea, el primer paso que una nación debe dar en la compaginación de agricultura y sustentabilidad es la aceptación social, tal y como ha sido en la UE ya que de esta forma los mercados tienen un desarrollo estable. Actualmente en la UE, la cuota de mercado de consumidores de productos ecológicos se sitúa en el 2%. Para aumentar esta cifra o mantenerla es necesario proporcionar información sobre los efectos positivos de la agricultura biológica en la población, señaló.

 

“En la UE esto pasa por estimular el empleo de un logotipo ecológico que certifique a los consumidores el origen biológico del producto. Al mismo tiempo estamos llevando a cabo una campaña de información y promoción de varios años de duración para informar a los consumidores, los organismos públicos, los colegios y otros interesados clave de la cadena alimentaria, sobre las ventajas para la salud, el medioambiente y la biodiversidad”.

 

Explicó que de acuerdo a un estudio del Instituto de Investigación en Agricultura Ecológica (FiBL) las emisiones de gases de efecto invernadero por hectárea de terreno en sistemas agrícolas ecológicos son un 32% inferiores que las que se producen en sistemas que usan fertilizantes minerales, y un 35 a 37% menores que las que se dan en sistemas convencionales que emplean abonos a base de estiércol. Según el estudio, esto se debe al hecho de que la agricultura ecológica devuelve, como media, un 12 a 15% más dióxido de carbono al suelo que los sistemas de fertilización mineral, con lo que se aumenta la fertilidad en el suelo.

 

Por tal razón, se estima que México debe ser un laboratorio de acciones que conjunten la visión de paliar el ahombre, preservar los ecosistemas y ser un ejemplo de uso de nuevas tecnologías y técnicas tradicionales en los campos agrícolas y aprender de sus intercambios en diversos rubros con la UE y fijar una meta de conservación y producción de alimentos de modo que la pobreza, la conservación y la agricultura estén en la misma línea del desarrollo sustentable. 

Buscar un curso

Selecciona un país
Por nivel de estudios*
SOBRE EL AUTOR

Redactor de noticias sobre medio ambiente, turismo, salud y deportes, entre otras.

Dale un vistazo...