Información clave
Estudios en el extranjero: Opciones de alojamiento

¿Alojamiento estudiantil con o sin comidas incluidas? 7 aspectos a considerar

alojamientos para estudiantes en el exterior
1009

Encontraste la universidad de tus sueños, recibiste una carta de aceptación y ahora debes buscar dónde vivir. La mayoría de las instituciones universitarias cuentan con residencias para estudiantes internacionales, con la opción de planes de alimentación incluidos. Para que puedas tomar una decisión, revisa cuidadosamente los siguientes aspectos:

 

  1. ¿Estás dispuesto a cocinar?

Si escoges hacerte cargo de tus comidas, debes estar preparado para cocinar. Existen montones de sitios Web estudiantiles y libros de recetas, de donde podrás sacar ideas. Además, si lo haces con tus compañeros de habitación, ahorrarán dinero y se divertirán. Sin embargo, si no sabes o no te gusta preparar platillos; o no te imaginas en el supermercado escogiendo vegetales o buscando ofertas, considera incluir dentro de tu presupuesto de alojamiento un plan alimenticio.

 

  1. ¿Sufres de alergias o eres fastidioso para comer?

Es recomendable que los estudiantes con requerimientos especiales nutricionales se hagan cargo de sus comidas; como en el caso de las personas celíacas, vegetarianas o que simplemente no comen de todo. De todas formas, las residencias estudiantiles que cuentan con servicio de comedor suelen atender exigencias alimenticias específicas, pero seguramente el menú será limitado y repetitivo. Habla con tu proveedor de alojamiento universitario, y revisa la lista de comidas especiales para alguien con tus mismas necesidades; así sabrás si es preferible cocinar o pagar por tu alimentación.

 

  1. ¿Cuán flexible puede ser tu horario de comidas?

Las residencias con comedores estudiantiles preparan alimentos para más de 100 alumnos, y poseen horarios establecidos. Esto quiere decir que si tienes pensado unirte a diferentes clubes y tomar varias actividades extracurriculares, es muy probable que jamás coincidas con algunas de las comidas. Piensa si vale la pena pagar por un servicio que no disfrutarás, sobre todo si después de esa agitada vida social, ni siquiera puedas levantarte a desayunar entre las 7:30 y las 9:00 de la mañana.  

 

  1. ¿Cuántas personas compartirán el comedor estudiantil?

Las residencias estudiantiles que ofrecen servicios de alimentación, suelen constituir un edificio conformado por habitaciones individuales con más de 100 alumnos, un gran salón comedor y un área comunal; mientras que los alojamientos sin comidas incluidas, son pequeños departamentos para entre 3 y 15 personas, que comparten una cocina y algunas veces una pequeña sala. Si eres de las personas que evitan las multitudes, la segunda opción es para ti; con el inconveniente de que si uno de tus compañeros de piso no es de tu agrado, tendrás que soportarlo.

 

  1. ¿Cómo es el proceso de selección llevado a cabo por el proveedor de alojamiento para decidir quiénes compartirán un departamento con cocina?

Las universidades poseen reglamentos para albergar estudiantes internacionales, como por ejemplo colocar un par de jóvenes provenientes del mismo país juntos; o mezclar distintas nacionalidades para estimular la integración. Intenta averiguar cuáles son las políticas de tu casa de estudios, para que puedas considerar si deseas vivir con algún “paisano” o prefieres relacionarte con extranjeros. Alguien con tu misma procedencia hará más fácil el proceso de adaptación y sentirás menos nostalgia, así como también te servirá de apoyo si te preocupan las diferencias culturales o si aún no dominas bien el idioma local. Sin embargo, habitar con nativos será muy beneficioso para acostumbrarte a su lenguaje y modo de vida.

 

  1. ¿Dónde se encuentran los distintos tipos de alojamiento?

Dependiendo de la universidad, puede que sólo ofrezca una sola clase de hospedaje cerca de tu escuela. Algunas suelen colocar ambos edificios (los que ofrecen planes de alimentación y los que no) juntos, y otras instituciones educativas los separan. Investiga bien antes de decidir dónde vivir, para que no tengas que caminar media hora para cada clase mientras tus compañeros lo hacen en 5 minutos. Utiliza el sitio Web de la casa de estudios para revisar el mapa del campus, y determinar la ubicación de tu facultad en relación con la residencia.

 

  1. ¿Cuánto dinero estás dispuesto a pagar?

Obviamente, el alojamiento con comidas incluidas es más costoso que la opción sin planes alimenticios; pero debes considerar que tendrás, al menos, una preocupación menos dentro del campus. Además, a la larga puede resultar la mejor decisión, si no te sientes preparado para hacer mercado sabiamente (prestando atención a las ofertas) y para cocinar todos los días. Tienes que ser realista y pensar en el tipo de alimentos e ingredientes que debes adquirir para la cocción de tus menús, quizás hasta puedas probar una semana y luego comparar si gastarías más cocinando o pagando por tus comidas.

 

Catálogos Universitarios

Buscar un curso

Selecciona un país
Posgrado
SOBRE EL AUTOR

alojamientos para estudiantes en el exterior

Licenciada en Comunicación Social, mención Comunicaciones Publicitarias.

Dale un vistazo...